Un universo estético compuesto por moléculas, elementos, figuras, redes y paisajes ópticos que pretenden ser una salida del caos generado por el neoliberalismo es la propuesta que el artista mexicano Knut Pani hace a través de su exposición Efluvio Circular.

Pani es un artista abstracto con una importante trayectoria de las artes visuales de México, quien en esta muestra hace concesiones que desde el principio advierten de las provocaciones y desafíos que sus paisajes mentales lograrán su efecto en quien las mire.

Para la realización de cada una de las pinturas, Pani utiliza su cuerpo, enormes pinceles, trapeadores y escobillas, de tal forma que sus obras consiguen hacer pensar al espectador que en el plano pictórico hay una suerte de frases que revelan el sentido profundo y las evoluciones que se resuelven en el magma de la conciencia y que el acto de pintar constituye una especie particular de reacción volcánica que las libera.

Cada uno de sus elementos permite la visualización y materialización del espíritu metafísico que permite en sí su creación; el sentido de la metáfora sirve como medio de traducción a través del cual se establece un diálogo entre el creador y el espectador.

Efluvio circular es una exposición producida por Galería Florencia Riestra en colaboración y apoyo del centro de educación y cultura Manuel Gómez Morín, así como del Instituto Cultural para la Educación en el estado de Querétaro.