En lo que va del año, se han perdido cerca de 2,500 empleos en la industria de la construcción en Querétaro; no obstante, hacia el cierre del 2012 se estima que la cifra pueda llegar a 5,000 plazas laborales, consideró el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Abraham González Martell.

Explicó que esta situación obedece a la falta de nuevas inversiones, además de que las empresas instaladas en la entidad no han reportado crecimiento.

Explicó que algunos de los factores que han originado esta situación son la veda electoral y ahora el cambio de titulares en las administraciones federales y municipales, lo que ha provocado que algunas obras estén detenidas y otras vayan a un ritmo más bajo.

Refirió que además de impedir la creación de nuevas fuentes de trabajo, este panorama tampoco ha permitido mantener las existentes e impacta en la posibilidad de creación de nuevas empresas.

Si no tenemos trabajo, vamos a perder empleos; esto lamentablemente se nos da cada tres años por los cambios políticos que impactan la marcha de la industria de la construcción, lo que ya se ve reflejado, porque de enero a la fecha se han perdido 2,500 empleos que podrían duplicarse incluso en lo que resta del año, ya que no se advierte mejora alguna en la demanda de obra, sobre todo pública , dijo.

Empleos

González Martell dijo que se trata de una cantidad importante de empleos que no se han logrado mantener por parte de las constructoras locales, las cuales han advertido que ante una baja de trabajo, seguirá el recorte de personal.

Lo anterior –comentó- se debe a que actualmente las empresas constructoras operan en un promedio de 60% su capacidad instalada, en parte por la veda electoral.

Insistió en que el cierre de administraciones es lo que nos pega, pero no nada más en Querétaro, sino en la zona conurbada también, y es importante porque son los cambios de cada tres años , de ahí que se tenga un panorama con dificultades hacia el término de este año.

Cierres

El líder de la CMIC en Querétaro aseguró que en medio de las dificultades económicas, ninguna constructora ha cerrado.

La CMIC local tiene afiliadas a 226 empresas que cuentan con una plantilla laboral superior a 39,000 trabajadores, lo que representa 2,500 menos que en el 2011.

No hemos crecido, seguimos siendo los mismos socios, no hemos tenido crecimiento de nuevas empresas debido a que no hay la suficiente obra para todos y la tendencia es que así se seguirá hasta el cierre del 2012 , agregó el Presidente de la CMIC.

González Martell detalló que la realidad es que a cuatro meses de concluir el 2012, no hay indicadores de repunte: No hay ni cómo ayudarnos , aunque confió en que una vez que se dé la renovación de las nuevas autoridades, en octubre próximo, y luego de que se logren empapar , empiecen a detonarse los nuevos proyectos de obra pública.

[email protected]