El director general de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), José Oriol Bosch, consideró que es momento de romper con el círculo vicioso de que si no hay crecimiento las empresas no invierten, pues si no invierten tampoco habrá crecimiento económico.

“Lo que hoy tenemos que lograr es romper ese círculo vicioso en el que estamos de que no hay confianza, de que no hay certidumbre y entonces no se invierte y como no se invierte no se genera crecimiento, pero si no se invierte no hay empleo, no hay consumo y no hay más crecimiento”, dijo en conferencia este viernes.

Al celebrar 15 años de listado de los exchange traded funds iShares de BlackRock en el mercado global de la BMV, comentó que México lleva muchos años con estabilidad macroeconómica y es una señal importante para atraer capitales. Recordó que en este mes se cumplen dos años sin ninguna nueva Oferta Pública Inicial (OPI), que atribuyó a razones estructurales como falta de educación financiera entre la población y una escasa práctica de gobierno corporativo entre las empresas.

Pero también se han combinado otra serie de razones como la desaceleración económica nacional y una alta tasa de interés de referencia a 7.75 por ciento, dijo.

“Todo eso ha sido un escenario muy negativo para atraer nuevas colocaciones, incluso las valuaciones que se ven baratas tampoco han incentivado a que haya más OPI”, explicó. Mencionó que hoy el descuento que presentan las acciones de empresas mexicanas responde también al estancamiento económico y a la baja inversión. Recordó que la Bolsa de valores refleja el precio de las emisoras listadas “viendo para atrás, el ahora y para adelante”.

Tampoco ayuda que el número de inversionistas que participa en el mercado de valores en México es muy bajo, pues señaló, es menos de 1% de la población adulta y en Estados Unidos ese número es 60 por ciento.

[email protected]