Menores recursos federales y nula apuesta por la diversificación de actividades económicas son factores que impactan en las expectativas del 2020 para las entidades federativas, aseguró Alejandro Saldaña, economista en jefe del Grupo Financiero Ve por Más (Bx+).

En conferencia de prensa, el especialista indicó que este año se registró una debilidad en las actividades industriales y para el 2020 las entidades podrían registrar vulnerabilidad en el ritmo de generación de empleo, por ello, dijo, es importante que apuesten por la diversificación de actividades, ya que así serán menos vulnerables y podrían disipar el clima de incertidumbre actual. Acotó que otro de los factores que le debe preocupar a los estados es que, para el siguiente año, se estima que haya menores recursos federales, lo cual podría provocarles más dificultades.

“(Para el 2020) nos preocupan los estados que tienen una menor diversificación económica (...) También nos preocupan los estados que dependen de las transferencias del gobierno federal, porque si la economía crece menos, el gobierno tiene menos recursos, entonces la capacidad que van a tener para transferir será menor, las participaciones serán menores (...) Si crece menos la economía, recaudas menos y transfieres menos a los estados”, indicó.

Sobre la importancia de diversificar las actividades económicas, el experto agregó que ésta recae en que un estado es menos vulnerable cuando está potencializando más giros, ya que hay mayores oportunidades de crecimiento y también se generan más empleos.

“Los estados con más actividades económicas pueden defenderse más (...) La región del noreste, específicamente Nuevo León, es un buen ejemplo, apuesta por la industria y por otros ramos”, destacó.

Positivo

Alejandro Saldaña aseguró que el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec —el cual es uno de los más importantes del actual gobierno federal y que pretende detonar la economía del sur-sureste del país— es positivo y es ejemplo de la diversificación.

Expuso que la perspectiva para la actividad petrolera y para las entidades con esta vocación “no es tan mala como en otros años; sin embargo, no por eso se debe dejar de lado reactivar otras actividades económicas”.

[email protected]