Aunque en otro tiempo fueron competidores, y se disputaban entre sí las inversiones extranjeras, actualmente, los cinco estados que conforman la Alianza Centro-Bajío-Occidente impulsan en conjunto las exportaciones de la región, el desarrollo de proveedores para la sustitución de importaciones y la atracción de Inversión Extranjera Directa (IED).

A través del Sistema Mexicano de Vinculación de Negocios, MAS México, Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí pusieron en operación una plataforma tecnológica para fortalecer las cadenas productivas e impulsar el desarrollo económico en la región. 

“Esta plataforma que estamos presentando integra la oferta productiva de la región, vincula negocios, promueve exportaciones regionales, incentiva manufactura e intercambio comercial”, detalló el secretario de Desarrollo Económico de San Luis Potosí, Gustavo Puente Orozco.

Durante la presentación de la nueva herramienta tecnológica, destacó la fortaleza económica de la región Centro-Bajío-Occidente, y afirmó que las cinco entidades que la componen representan 16.8% de la población del país, aportan 16.5% del PIB nacional y generan casi una cuarta parte del empleo formal de todo México.

Puente Orozco indicó que los estados de la alianza participan con 22% del PIB agroalimentario del país y en el 2019 tuvieron 36.4% de la participación total de las exportaciones.

Los funcionarios estatales reunidos en San Luis Potosí destacaron que las principales áreas de oportunidad serán para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) que pueden insertarse en la proveeduría para los sectores automotriz, aeroespacial y energético.

Puente Orozco señaló que en los más de 300 kilómetros cuadrados que abarcan los cinco estados se encuentran asentadas ocho plantas armadoras de vehículos ligeros y más de 900 proveedores del sector automotriz y autopartes.

Sólo la industria de moldes y troqueles, dijo, representa 5,000 millones de dólares anuales para México, pero de ellos, destacó, 90% se importa de China, Estados Unidos, Canadá, Alemania, España y Corea, principalmente.

“Por eso creemos que es una de las vocaciones nuevas que tenemos que ir perfilando de manera transversal para el aluminio, para el vidrio, para el plástico, en esta región”, puntualizó.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico de Jalisco, Ernesto Sánchez Proal, expuso que de enero a septiembre del 2020 la región captó 4,300 millones de dólares de IED y entre los cinco estados concentran más de 4 millones de trabajadores registrados en el IMSS.

T-MEC

En tanto, el subsecretario de Promoción a la Inversión de la Secretaría de Desarrollo Económico de Aguascalientes, Eduardo Infante Priego, afirmó que “las similitudes estructurales nos permiten estructurar estrategias afines. Una de ellas la creación de una plataforma digital” como lo es el Sistema de Inteligencia de Negocios Más México.

Añadió que los estados aliancistas buscan desarrollar la proveeduría local aprovechando tres grandes fenómenos: la entrada en vigor del T-MEC, que obliga a un mayor contenido regional en la industria automotriz, los efectos post covid en Estados Unidos y la guerra comercial del vecino país con China. 

estados@eleconomista.mx