Monterrey, NL. En la actualización del Plan Estratégico 2030 de Nuevo León, es complicado determinar las metas que se quieren alcanzar a largo plazo, dada la incertidumbre que prevalece, y se debe contar con un escenario conservador y otro optimista, comentó Eduardo Sojo Garza Aldape, director general del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas del CIDE.

“Los debates están dominados por la coyuntura, por el día a día; rara vez encontramos discusiones sobre el futuro, no está en la agenda. Entonces, tiene su mérito que el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica, levante la mirada para ver más allá del corto plazo”, aseguró durante el Foro Nuevo León Mañana en Desarrollo Económico.

Explicó que en el CIDE han acompañado el proceso de transmisión de conocimiento, en la revisión del Plan Estratégico 2030 con el Consejo Nuevo León, en cambio en otros estados se le encarga el trabajo a alguna empresa o a una institución.

Durante todo este ejercicio fue importante ver las recomendaciones que hizo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), sobre tener objetivos con indicadores, el propósito es ver si se están cumpliendo los objetivos.

Eduardo Sojo, exdirector del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), coincidió con Roberto Russildi Montellano, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, en que se deben atender los desafíos de la economía y su vinculación con otras problemáticas para convertir a Nuevo León en un estado innovador y generar empleos de calidad.

Señalaron también que se debe propiciar el desarrollo regional del estado, aprovechar la ubicación geográfica cercana con Estados Unidos y generar más capacidades tecnológicas para lograr los objetivos al 2030 y sus metas.

Además, coincidieron en que hacia 2030 se deben impulsar políticas públicas para el desarrollo económico de Nuevo León y eliminar la pobreza extrema, que haya movilidad social y mejoren las condiciones de toda la población.

Sojo Garza Aldape recomendó aprovechar los cuatro tipos de economía –participativa, colaborativa, inteligente y circular– frente a la cuarta revolución industrial 4.0, así como crear una unidad de resultados dentro del gobierno estatal para realizar un monitoreo constante de resultados.

Russildi Montellano apostó por la continuidad del modelo de trabajo implementado con la Comisión de Desarrollo Económico del Consejo Nuevo León para atender en 10 subcomisiones los distintos factores de crecimiento.

Señaló que, al darle prioridad a las necesidades de la pandemia, ha quedado pendiente la creación del Centro para el Desarrollo Económico de Nuevo León como un sitio en donde concurran todos los actores relacionados, pero se han realizado otros esfuerzos conjuntos.

A su vez, Francisco Garza Zambrano, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico del Consejo Nuevo León, agradeció a las más de 120 personas que participan en alguna de las 10 subcomisiones a su cargo, quienes contribuyen con su experiencia de manera voluntaria por el bien del estado.

kg