Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. La secretaria de Trabajo de Chiapas, Esther Almazán, saludó los esfuerzos de la iniciativa privada y la sociedad civil en acciones que garanticen la no contratación laboral de niños en Chiapas, así como su integración familiar y educación integral.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se calcula que en el mundo existen 115 millones de niños involucrados en trabajos, por lo que Esther Almazán enfatizó que este tema es prioridad para el gobierno del estado.

El trabajo puede dañar la salud y la seguridad de los niños. Por ello, Almazán lanzó un llamado a los chiapanecos a promover la atención del trabajo infantil peligroso, mediante la identificación, reconocimiento y prohibición de estas prácticas que ponen en riesgo la integridad infantil.

Según cifras del módulo de trabajo infantil de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), los 3 millones 14,800 niños que trabajan en el país lo hacen por razones asociadas con la necesidad de aportar recursos a su hogar.

El 11.9% trabaja porque el hogar necesita de su aportación económica, el 28.6% lo hace porque el hogar necesita de su trabajo, el 20.2% porque desea aprender algún oficio, el 23.4% para pagar su escuela y sus propios gastos y el 3.8% porque simplemente no quiere ir a la escuela.