Autoridades del estado de Michoacán indicaron que en la entidad existe preocupación por la posibilidad de que las políticas implementadas por el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, pudieran detener el envío de remesas.

El secretario del Migrante, José Luis Gutiérrez, expresó en entrevista que sería poco alentador para Michoacán que se dejaran de recibir dólares provenientes de los paisanos, y destacó que equivalen a 80% del presupuesto estatal.

En los primeros nueve meses del año pasado, Michoacán fue el territorio que más ingresos obtuvo por envío de remesas, con 2,022 millones de dólares (alrededor de 40,000 millones de pesos).

Por otra parte, en rueda de prensa, el secretario de Desarrollo Económico (Sedeco), Antonio Soto Sánchez, planteó que la principal preocupación radica en que el envío de remesas se podría llegar a gravar con algún impuesto o arancel.

Hay una preocupación en ese sentido, porque Michoacán encabeza (y) es número uno en captación de remesas a nivel nacional .

Ante esta situación, manifestó que las autoridades se mantendrán atentas ante las negociaciones que se den entre el gobierno federal y el estadounidense.

Acompañaremos (y) estaremos pendientes, porque no es un tema que nosotros podamos tratar de manera directa , dijo.

Actualmente viven en Estados Unidos un promedio de 4 millones de michoacanos. (Con información de Notimex)

estados@eleconomista.mx