Aunque algunos estados de la República Mexicana se han excedido en su endeudamiento , en general los niveles de pasivos del gobierno federal y de las entidades y sus municipios han sido prudentes , afirmó el presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) capítulo Guadalajara, Juan Carlos Sáinz del Toro.

Al presentar los resultados de una evaluación realizada por consultores, catedráticos y exfuncionarios de Jalisco, el Presidente del IMEF dijo que la relación de la deuda con el Producto Interno Bruto es sustancialmente inferior a la gran mayoría de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

El saldo de la deuda de estados y municipios en sí no es un problema, lo que sí puede ser un riesgo para algunos son las condiciones financieras que restringen la liquidez, así como los excesos en autorizaciones de gasto a través de proveedores y contratistas , alertó.

Por su parte, Israel Macías López, catedrático de la Universidad Panamericana, advirtió que las entidades con mayor incremento de la deuda, como Coahuila, Quintana Roo, Veracruz y Zacatecas se han manejado como focos rojos en la administración pública, ya que pudieran generar elementos desestabilizadores en las finanzas públicas y en el sistema financiero mexicano .

Según datos oficiales -recordó-, al cierre del 2011 las obligaciones garantizadas de los gobiernos municipales y estatales fueron por 390,777 millones de pesos.

CON MAYOR CARGA DE PASIVOS

Dijo que de las 15 ciudades mexicanas que concentraron la mayor parte de la deuda municipal, Nuevo Laredo, Tamaulipas, registró la carga de pasivos per cápita más elevada, con 2,991 pesos por habitante.

Según el análisis, figuran también San Nicolás de los Garza, Guadalupe y Monterrey, en Nuevo León; Guadalajara, Tlaquepaque y Tonalá, en Jalisco, y Tijuana, Mexicali, Querétaro, Puebla, León, Hermosillo y Ecatepec. Las 15 urbes representan 40% de los adeudos municipales netos.

[email protected]