Puebla, Pue. El uso de plataformas tecnológicas para encuentros de negocios virtuales ha tenido mínimos resultados en contratos con nuevos clientes, por lo que es necesario que autoridades estatales y municipales promuevan el mercado interno, consideró la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Fernando Treviño Núñez, presidente local del organismo, comentó que los dos niveles de gobierno no están contribuyendo en ayudar a que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) salgan adelante, pese a que son el pilar de la economía poblana al generar 80% de los empleos.

Indicó que a los empresarios les ha costado trabajo ajustarse a la nueva normalidad para ampliar la cartera de clientes mediante encuentros virtuales, porque los tiempos de respuesta para lograr acuerdos comerciales, en el caso de ventas a nivel local y nacional, se extiende hasta dos meses, mientras que antes de la contingencia sanitaria en 15 días tenían pedidos.

Además, resulta complicado ganarse la confianza del cliente a distancia, lo que se refleja en que apenas logren dos acuerdos de cada 10 reuniones realizadas por alguna plataforma tecnológica.

Así, con los clientes actuales las ventas se han estancado por la difícil situación económica, ya que compran entre 30 y 40% menos en promedio desde agosto del año pasado, de acuerdo con socios de la Coparmex.

Fernando Treviño explicó que, por la necesidad de cubrir esa baja de pedidos, tienen que buscar más compradores, “pero es necesario que las secretarías de Economía municipales y estatal contribuyan en promover el mercado interno con las grandes empresas para paliar los efectos de la pandemia o motivar a que entre las mipymes se puedan proveer de productos y servicios”.

Asimismo, las empresas del sector servicios son de las más castigadas, “donde se han venido dando despidos debido por el poco trabajo, a excepción del servicio de limpieza y desinfección de áreas constantes que piden negocios de atención al público”.

El dirigente de la Coparmex indicó que la pandemia, ahora por la tercera ola, tiene que dejarse de ver como un freno, ya que las empresas en otros estados del país están tratando de reactivarse lo más pronto posible en lo que resta del presente año mediante un trabajo conjunto con los gobiernos.

“Autoridades piden a los empresarios hacer esfuerzos por conservar empleos y generar nuevos pese a tener bajas ventas, pero tampoco se les plantea una estrategia para, al menos, paliar la crisis económica que trajo la pandemia y fomentar el consumo interno”, dijo.

Refirió que los organismos empresariales en Puebla están haciendo esfuerzos de promoción entre sí para que aumenten los pedidos, pero también es difícil porque “todos están comprando de manera racional conforme a las ventas casi del día”.

estados@eleconomista.mx