Guadalajara, Jal. Autoridades electorales estatales y federales coincidieron en que el proceso electoral en los municipios de Bolaños y Mezquitic, al norte de Jalisco, está en riesgo y existe la posibilidad de que no puedan instalarse casillas para la elección del próximo 1 de julio.

El presidente de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral, Carlos Manuel Rodríguez Morales, indicó que debido a que la comunidad wixárika mantiene bloqueados los caminos desde el pasado 30 de abril, en demanda de los gobiernos estatal y federal resuelvan un añejo conflicto de posesión de tierras, se agota el tiempo para organizar la elección y la instalación de 13 casillas en esa zona.

“Tenemos un promedio de 20 días, ya tenemos un plazo muy breve; de ahí la urgencia y la invitación a los miembros de la comunidad wixárika, a quienes les expresamos nuestro respeto y nuestra sensibilidad ante las exigencias que han venido presentando”, señaló Rodríguez Morales. 

Por su parte, el presidente del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) del estado de Jalisco, Guillermo Alcaraz Cross, aclaró que corresponde a la autoridad electoral decidir si se instalan o no las 13 casillas de la zona en conflicto.

“Por supuesto que existe un escenario de posibilidades de no instalar las casillas que refirió el secretario (general de Gobierno) que son 13, que entre ambos municipios nos llevan en cada caso, en Bolaños a tener 60% de casillas no instaladas y en el caso de Mezquitic hasta 29%, estamos ante un escenario de viso de nulidad claro”, subrayó Alcaraz Cross.

El presidente del IEPC indicó que en la región en conflicto ni siquiera se alcanzó a capacitar a los funcionarios de casilla, pero insistió en que será hasta el día de la elección cuando las autoridades electorales decidirán si se instalan o no las casillas respectivas.

Al respecto, el titular de la Secretaría General de Gobierno, Roberto López Lara, indicó que serían 7,300 electores potenciales los que resultarían imposibilitados para emitir su voto en caso de que no se instalaran las casillas en los municipios de Bolaños y Mezquitic.

El conflicto de esa comunidad huichola por la restitución de tierras en poder de ganaderos nayaritas data de hace 50 años.

Según López Lara, los comuneros de San Sebastián Teponahuaxtlán solicitaron una nueva reunión con representantes de la Secretaría de Gobernación para acordar la restitución de las tierras que les pertenecen (según las cuatro sentencias judiciales emitidas a favor de la comunidad) pero que aún están en posesión de productores de Huajimic, Nayarit, y quienes deberán ser indemnizados por el gobierno federal.

[email protected]