Querétaro, Qro. La informalidad en la que operan negocios en el Bajío es uno de los principales lastres para el crecimiento económico de la región, además de que deja en desventaja a quienes sí cumplen con su operación con lo que pide la ley.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el primer trimestre del año las tasas de informalidad laboral 1 (TIL1) y de ocupación en el sector informal 1 (TOSI1) disminuyeron en el Bajío en comparación anual. Los estados con mayores retrocesos fueron Guanajuato y Querétaro.

La TIL 1 se refiere a la suma sin duplicar de los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

En esta tasa se incluye, además del componente que labora en micronegocios no registrados o sector informal, a otras modalidades análogas como los ocupados por cuenta propia en la agricultura de subsistencia, así como a trabajadores que laboran sin la protección de la seguridad social y cuyos servicios son utilizados por unidades económicas registradas, según define Inegi.

Mientras la TOSI1 representa a la población ocupada que trabaja para una unidad económica que opera a partir de los recursos del hogar, pero sin constituirse como empresa, de modo que la actividad no tiene una situación identificable e independiente de ese hogar.

Para Guanajuato, la TIL 1 pasó de 57.66% de los ocupados al cierre de marzo del 2017 a 55.22% en igual periodo de este año, y para Querétaro, de 45.53 a 44.70%; la TOSI1, las tasas transitaron de 26.65 a 25.46% y de 20.63 y 19.20% de sus ocupados, respectivamente.

En San Luis Potosí, la relación de informalidad laboral cayó de 56.04 a 55.02% en el primer trimestre del 2018, frente al mismo lapso del 2017; sin embargo, la ocupación en el sector informal aumentó de 20.62 a 23.10% de la población ocupada.

Aguascalientes siguió la tendencia de Guanajuato y Querétaro. La TIL 1 transitó de 44.10 a 43.64%, y la TOSI 1, de 22.45 a 21.73 por ciento.

Las estrategias

Los presidentes de las cámaras de comercio de Aguascalientes y Querétaro coincidieron que quienes se emplean en el sector informal demeritan las ventajas que puede ofrecer un negocio formal, desde el cuidado de la salud hasta el acceso a crédito o financiamiento.

Carlos Habacuc Ruiz Uvalle, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco Servytur) Querétaro, advirtió que la estadística es que uno de cada tres negocios son informales, por lo que representa una gran área de oportunidad de sumar para revertir la cifra.

Como parte del plan de desarrollo de la Canaco Servytur, su principal línea de acción, dijo, es dinamizar el mercado interno. Una de las propuestas para ello es crear una mesa de negociaciones regionales con tiendas anclas, para impulsar a las micro y pequeñas empresas locales.

Otra consiste en implementar una red de descuento con las firmas locales para fortalecer el mercado interno y contribuir al crecimiento.

“Se busca un crecimiento global para generar valor con empresas locales que requieren apoyo para su desarrollo”, explicó.

A ello se suman actividades de capacitación y de financiamiento. Para este último aspecto se creó la comisión de financiamiento al interior del consejo de la cámara, para buscar a través de la banca de primer y segundo piso buenas condiciones de tasa, que permitan a los negocios acceder a un crédito. La Canaco Servytur fungiría como un enlace entre las instituciones de financiamiento y los empresarios locales.

El candado para beneficiarse de dichos proyectos, advirtió el líder empresarial, es que los empresarios tengan sus negocios en regla, es decir, que estén adheridos a la formalidad.

Ruiz Uvalle mencionó que muchas veces la informalidad se trata de un tema de concientización o bien de que al trasladarse a la formalidad la operación será más complicada.

En este sentido, en la cámara se trabaja el proyecto El túnel de la formalidad, cuyo principio es hacer un acompañamiento de los negocios informales que deseen convertirse en formales.

Decisiones

Al respecto, el presidente de la Canaco Servytur en Aguascalientes, Rubén Ángel Berumen de la Cerda, indicó que por unos pesos de más, los comerciantes o trabajadores dejan de lado las prestaciones que puede ofrecer una empresa formal, por lo que esta decisión les afecta cuando tienen necesidades de atención de la salud, o bien, otro tipo de facilidades.

Señaló que aunque no se encuentra en contra de ellos, refiriéndose a los informales, “porque ganan su pan de cada día”, sí perjudican al comercio organizado.

Ante ello hizo un llamado a las autoridades locales a “que se pongan los pantalones bien puestos y eliminen esa competencia desleal”.

Berumen de la Cerda reiteró que en Aguascalientes a diferencia de estados como Querétaro, en donde se erradicó el comercio informal en el centro, no se han realizado este tipo de acciones.

Estimó que en andadores hay un padrón de alrededor de 3,600 comerciantes con permiso, pero hay otra suma que trabaja sin permiso.

[email protected]