Guadalajara, Jal. Con un capital inicial de 350 millones de pesos, a finales del 2014 la entidad estará en condiciones de poner en operación el Banco de Fomento de Jalisco que lo ubicaría como el primer estado en la República en tener un banco público-privado para incentivar el ahorro interno.

Gonzalo Jiménez, director del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial (Fojal), organismo público estatal responsable del financiamiento a proyectos productivos de la micro y pequeña empresa, adelantó que la actual administración dejará al próximo gobierno, que entra en funciones el próximo 1 de marzo, al menos dos terceras partes del mencionado capital, recurso mínimo requerido para la creación de un banco de nicho como el que se proyecta.

Obviamente, este capital (350 millones) es muy poco. Pero nosotros creemos que una vez creando el vehículo, podríamos estar colocando antes de que termine la siguiente administración más de 5,000 millones de pesos y en la proyección al 2030 que ya se hizo para poder planear esto creemos que podemos llegar a entre 10,000 y 15,000 millones de pesos como esquema de cartera de este nuevo Banco de Fomento de Jalisco , comentó.

ESTRATEGIA

Jiménez explicó que la creación de un banco es un procedimiento que lleva entre 18 y 30 meses, y Jalisco inició el trámite en el 2012 ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), por lo que a finales del próximo año podría estar en operación.

Entrevistado por El Economista, el Director de Fojal sostuvo que, ante la cada vez más limitada disposición de recursos públicos, la alternativa es la figura de un banco de fomento que será una institución público-privada que no tiene una modalidad de fondeo específica para poderse usar como el tema del ahorro .

Como base de lo que será la institución crediticia, en la actualidad, el Fojal ya cuenta con varias unidades de negocio –banco de segundo piso, microcrédito, factoraje y arrendamiento- que al ser entidades público-privadas servirán como plataforma del proyecto.

Nuestro afán no es salir a competirle a la banca tradicional, sino, al contrario, hacer sinergia con ellos. Lo importante es que podamos ser un articulador de política pública. De repente, vas a un banco y ves las tasas de interés y las comisiones que te cobran, pero no puedes salir a normar y a exigir a los bancos que ya no cobren comisión, pero lo que sí podemos hacer es contrarrestarlo a través de tener mecanismos de comparación que la sociedad misma vaya aprovechando , indicó.

Según el titular del organismo, la garantía de que el proyecto trascenderá las administraciones estatales es que la Iniciativa Privada ha participado activamente de él y son, incluso los empresarios, socios de muchos de estos mecanismos o unidades de negocio que ha implementado el Fojal.

[email protected]