En Querétaro impulsarán a al menos 20 pequeñas y medianas empresas (pymes), a través de capacitación para que adopten la dinámica de operación de una franquicia, con la finalidad de que tengan mayor crecimiento y estabilidad en el mercado.

El director de Aranday & Asociados, César Aranday Martínez, detalló que está en pláticas con las cámaras empresariales, para que en conjunto se trabaje en el proyecto y operen las pymes bajo los mismo estándares de las franquicias: mejorar y estandarizar su operatividad.

La idea es trabajarlas y que se comporten y operen como si fueran una franquicia en términos de imagen, operación, estandarización y supervisión de sucursales, si las tienen. Esto abre un panorama mayor, no sólo porque busquen franquiciar, sino para poder crecer con unidades propias y tal vez en algún momento dado, poder franquiciar , explicó.

El proyecto fue planteado a la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), con la que anteriormente se ha trabajado en otros proyectos; sin embargo, podría ser un organismo alterno el que participará.

Actualmente, dijo Aranday Martínez, ya hay identificadas algunas pymes que podrían integrarse al proyecto.

La intención, detalló, es que sean marcas queretanas que se sumen al modelo de franquicia.

Al final, de las 20 pymes, únicamente 10 podrían convertirse en franquicias, si así lo deciden.

La idea, explicó, es profesionalizar los modelos, de manera que se combata la mortalidad de las empresas. En pymes, la tasa es de dos años y en franquicias, sobrepasa los cinco.

Aunado a ello, se convertirían en modelos replicables.

RECURSOS FEDERALES

Para la puesta en marcha del proyecto, precisó, se pretende subirlo a la segunda convocatoria del Instituto Nacional del Emprendedor que saldría en abril y así buscar bajar los recursos federales y gestionar la participación del estado.

Ya tenemos varias empresas que quieren franquiciar y están en este tenor , concluyó.

[email protected]