La Federación de Colegios de Arquitectos de México (FCAM) solicitó replantear la asignación de obras a través de licitaciones, dado que se ha convertido en una serie de trámites que vuelven lento el proceso para la asignación de obra y reduce la posibilidad de que empresarios tengan la oportunidad de realizar obra pública.

Nos hemos metido en un embrollo de asignación de obra pública y privada. Las condiciones de participación son muy limitadas por la complejidad en la que nos hemos metido ante el proceso para licitar las obras , comentó Adrián Alfonso Palafox García, presidente de esta Federación.

La asignación de obra sucede en los ámbitos nacional y estatal, donde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes toma la decisión, dado que es una demanda en la que varios empresarios de la construcción coinciden en que hay pocas oportunidades para ganar una obra que licite la dependencia.

Si tuviéramos un proceso de licitación más transparente y práctico, tendríamos una mayor participación todos los contratistas del país , planteó Alfonso Palafox.

Acusó que hay vicios en procesos de licitación, incluso se habla de preferencias a cierto grupo de empresarios.

El Presidente de la FCAM aseveró que se debe trabajar para que estos procesos no sean tan engorrosos, que confunden y limitan la participación, facilitado que haya menos participantes y, de esta manera, asignar obras a empresarios ya designados ante la falta de participación.