Querétaro, Qro. La industria de la construcción local ha entrado en un periodo complejo, luego de cerrar el 2019 con variaciones negativas, así como arrancar el presente año con un detenimiento en la obra tanto pública como privada.

A este panorama se suma el impacto que la baja en la actividad de este sector ha comenzado a afectar a empresas proveedoras de materiales, generando un foco rojo para la industria de la construcción, afirmó el presidente de la delegación Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos.

Las proveedoras de materiales, acotó, reportan una caída en ventas de entre 50 y 60%, detectando algunos casos en riesgo de cerrar. Entre los socios de la cámara se contabiliza a ocho empresas de materiales.

En el sector prevalece incertidumbre por los ajustes presupuestales que implementa el gobierno federal para el desarrollo de obra pública, situación a la que se añade el detenimiento que enfrenta la obra privada.

“Está en números negativos de 8% (el cierre del 2019), que sí nos afecta bastante, aquí en CMIC somos de los que participamos más en obra pública, también hacemos obra privada, aquí lo que nos preocupa son las decisiones del gobierno federal; cuando el empresario lo ve incierto, titubeante, que incluso cambian puntos de vista, pues se retrae la inversión privada y toma cautela el empresario y eso es lo que nos está pasando, entonces ahora no hay inversión federal pública y la privada se ha contraído”, expuso Ugalde Ríos.

Aunque se ha programado una bolsa de 8,000 millones de pesos del presupuesto estatal para infraestructura, destacó que la participación de recursos federales para obra suele tener una mayor contribución en la obra pública, en comparación con los recursos municipales o estatales.

“La economía federal, la fuerza federal con respecto a la estatal o municipal es muy grande, y si no nos apoyan de esa manera vamos a pasar un año con algunas restricciones fuertes en el sector de la construcción (...) También lo comentaba, están a cerca de 50% las empresas trabajando y otro 50% están al mínimo, con algunos problemas para sostener las plantillas laborales”, refirió.

El 2019 fue un año complejo para la industria de la construcción y se prevé que este año tampoco sea fácil, declaró el secretario de Desarrollo Sustentable, Marco Antonio Del Prete Tercero, durante la inauguración de la segunda edición del Encuentro de Negocios del sector de la Construcción del estado.

Por tanto, destacó que se realicen eventos como el encuentro de negocios, a fin de vincular a compradores con proveedores.

[email protected]