Querétaro, Qro. La industria de la construcción reporta un difícil inicio de año, dado que los inversores de este ramo mantienen sus proyectos con cautela.

La incertidumbre generada por retrasos en recurso federales, así como la asignación de obras de índole federal son elementos que han desalentado a la industria, informó el presidente en Querétaro de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Álvaro Ugalde Ríos.

“Lo que pasa es que con este tipo de actitudes, de actos, como se está manejando ahora lo que es principalmente la obra pública, hay mucha cautela, incluso se pasa al sector privado esa cautela, entonces los inversionistas están ahorita en esa cautela y no se arriesgan a querer iniciar sus obras o seguir con ellas”, declaró.

El complejo panorama que vive este sector se observa en que por cada 10 constructores que el año pasado solicitaron un crédito, para el 2019, fue de tres; lo cual, agregó el dirigente del sector en el estado, da cuenta de la falta de liquidez con que se cuenta para hacer frente a compromisos financieros.

“El índice de lo que son los créditos, de 100% del año pasado, ahorita está a 30%, es decir, de 10 personas que pedían crédito ahorita nada más tres, uno pide crédito cuando necesitamos, pero vemos que lo podemos pagar; ahorita hay mucha cautela en ello, entonces empieza a preocupar eso, no dudamos que se tenga buena intención, pero hay que tomar en cuenta a la mayor parte de los que participan en eso”, señaló.

Ugalde Ríos refirió que preocupan las decisiones que ha tomado el gobierno federal, en relación con ejecutar magnas obras, por lo que instó a que se propicie la participación de las constructoras especializadas en estas ramas.

El presidente estatal de CMIC destacó la relevancia que tiene para el sector la obra pública, al ser un rubro del que depende entre 90 y 95% de los socios de la cámara.

Sin embargo, se persiste con el desafío de incrementar la participación de los constructores en obra privada, rubro en el que se especializan entre 5 y 10% de los socios.

Por tanto, con la finalidad de aumentar la vinculación de constructores locales con los proyectos de capital privado, la cámara proyecta conformar el Clúster de la Construcción.

Octavo empleador

En tanto, Querétaro se posiciona como el octavo mayor empleado del país en el sector de la construcción, con 56,841 trabajadores de esta rama asegurados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a marzo de este año, de acuerdo con datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Dentro de la región Bajío, la entidad se ubica como el segundo mayor empleador, sólo debajo de Guanajuato (stock de 78,078 plazas).

Los empleos de esta industria en la entidad reportan una generación de 2,747 asegurados.

En tanto, como región Bajío, el número de trabajos asegurados en el IMSS en el sector de la construcción apenas creció 0.6%, al pasar de 190,444 empleos al primer trimestre del 2018 a 191,504 en el mismo periodo del 2019.

[email protected]