Querétaro, Qro. En seguridad  alimentaria los gobiernos estatal y federal ejercerán conjuntamente 90 millones de pesos en el estado.

La inversión se ejercerá por medio del Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria (PESA), que coordina la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación  (Sagarpa).

Durante el 2017 y hasta el 31 de marzo del año en curso se aplicarían 90 millones de pesos en este programa, recursos pactados el año pasado, de acuerdo con información de la delegación de Sagarpa. Y para el 2018 se estima que ambas instancias signen un convenio por el mismo monto.

Para este año, la administración estatal destinará una partida de 45 millones de pesos, monto que será igualado por el gobierno federal para ejercer en el programa PESA, refirió el mandatario Francisco Domínguez Servién.

“Tengo la convicción de que el 30 de septiembre (del 2021) que deje de ser gobernador, hayamos acabado con la alta marginación, esto quiere decir que hay seis carencias de pobreza y tendremos que haber quitado la de alimentación, tienen que comer por lo menos dos veces al día”, sostuvo.

La inversión referida es 11 veces mayor a los apenas 8 millones de pesos que se invirtieron hace cuatro años —4 millones aportados por el estado y 4 millones por la federación—, expuso el delegado de Sagarpa en Querétaro, Gustavo Nieto Chávez.

También incrementó el número de agencias de desarrollo rural, al pasar de sólo dos al inicio de programa, a 12 agencias con las que se cuenta actualmente.

“El programa inició hace cuatro años sólo con dos agencias, actualmente suma 12 agencias (...) El objetivo es que las familias desarrollen capacidades para la auto sustentabilidad, generar el propio alimento”, explicó el delegado.

El componente PESA se caracteriza por dar seguimiento en asistencia técnica, y se enfoca en productores de alta y muy alta marginación.

Acciones

El secretario de Desarrollo Agropecuario, Tonatiuh Cervantes Curiel, expuso que en el 2017 las acciones para seguridad alimentaria se tradujeron en el desarrollo de 2,949 proyectos para la producción de autoconsumo, 1,867 de bases para la producción e infraestructura de captación de agua; también 322 con enfoque de generación de ingreso; mejoramiento genético con la adquisición de 1,729 animales y se intervino infraestructura ganadera en 1,153 proyectos.

Mientras en el 2015 la producción de hortalizas y huevo generó 71 toneladas, durante el 2017 llegó a 2,700 toneladas, atendiendo a 17,000 familias. En esos últimos dos años se ejercieron 175.6 millones de pesos a través de PESA.

El secretario estatal contextualizó que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación  y la Agricultura (FAO) reporta que en el 2017 más de 815 millones de personas viven con hambre en el mundo y se estima que la población mundial crecerá en 2 billones hacia el 2050.

La FAO también estima que hacia el 2050 se tendrá que producir 49% más de alimento en relación con el 2012, para abastecer la demanda de la población creciente con hábitos nutricionales cambiantes.

estados@eleconomista.mx