Cancún, QR. Grupo Mera, corporativo de alimentos y bebidas con presencia en cinco países y las terminales aéreas más importantes del país, reveló que ante la incertidumbre que generan las elecciones de julio próximo, dos de sus socios estadounidenses han suspendido las inversiones que estaban proyectadas para el Aeropuerto Internacional de Cancún.

En conferencia de prensa, Rafael Aguirre Gómez, director general del consorcio, dio a conocer que las inversiones son un salón VIP para la terminal aérea de Cancún, cuya inversión asciende a los 3 millones de dólares, además de que su construcción y operación generarán al menos 100 empleos directos.

La otra inversión detenida es la construcción de las oficinas, sede de un corporativo estadounidense de la industria turística que proyecta establecerse en Cancún para gestionar sus negocios en todo México y Latinoamérica, con una inversión estimada en 2 millones de dólares.

Aguirre Gómez dijo que está limitado a revelar los nombres, pero se trata de firmas de prestigio, que decidieron esperar los resultados de las elecciones para continuar o posponer indefinidamente ambos proyectos.

Consideró que la suspensión más sensible es la del complejo de oficinas, ya que no sólo se trata de la inversión en el sitio, sino de la dinámica de negocios que se generaría por el hecho de que un corporativo estadounidense se afinque en la ciudad para gestionar sus negocios para México y Latinoamérica, convirtiendo a Cancún en un destino de negocios.

Preocupación

Aguirre Gómez indicó que la preocupación tiene que ver con las propuestas que han hecho los candidatos presidenciales, las cuales  no han explicado correctamente.

Grupo Mera es una empresa nacida en Cancún en 1989, que controla más de 50 restaurantes en las terminales aéreas, tanto de Aeropuertos del Sureste como de Grupo Aeroportuario del Pacífico.

El consorcio opera contratos de exclusividad en alimentos y bebidas en los aeropuertos de Mérida, Cozumel, Veracruz, Cancún, León y Puerto Vallarta, además de tener contratos parciales en Guadalajara y Toluca.

La firma dio el primer paso en su internacionalización en el 2013 al ganar la concesión para operar 11 establecimientos de alimentos y bebidas en el aeropuerto Mariscal Sucre en Quito, Ecuador, el cual comenzó a operar el 20 de febrero del mismo año.

[email protected]