Puebla, Pue. El ayuntamiento de Puebla apoyará a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) para que puedan concretar su escalamiento industrial, sobre todo las vinculadas al sector automotriz, donde el municipio presenta ventajas competitivas.

Así lo refirió la secretaria de Desarrollo Económico municipal, Carmen Mireya Calderón González, quien explicó que esto forma parte de la obligación de los gobiernos de instrumentar y fortalecer a estas mipymes para incrementar las capacidades técnicas y operativas. 

Explicó que existen 94,000 empresas, de las cuales 8,000 pertenecen a los sectores minería, construcción, manufacturas, entre otros, por lo que se debe trabajar para que algunas puedan lograr certificaciones internacionales para formar parte de las cadenas globales de valor. 

Con este plan de apoyo las empresas locales podrán aprovechar el T-MEC, ya que han detectado un potencial para poder incrementar la capacidad productiva y, con ello, generar más empleos y encadenamientos productivos.  

La secretaria comentó que harán el acompañamiento de 50 empresas del sector secundario con el apoyo de un grupo de expertos para identificar problemas y necesidades vinculado a los procesos productivos globales y que se puedan certificar.

Recordó que académicos identificaron que las áreas de oportunidad para la generación de empleos mejor remunerados están en los sectores de autopartes, química y metalmecánico, los cuales tienen empresas pequeñas en esta ciudad, pero requieren del apoyo en capacitación y certificación para el desarrollo del clúster de proveeduría con las armadoras Volkswagen de México y Audi instaladas en territorio poblano.

El T-MEC, añadió, ofrece un nicho de oportunidades para un mercado de expansión como es la industria automotriz y, que permite elevar la productividad de empresas en el municipio. No obstante, el apoyo hacia el comercio al por menor está considerado, donde se concentra 90% de las unidades económicas de todo el municipio.

Calderón González destacó que el diagnóstico arrojó que 53% de los comercios son al por menor y de actividades esenciales en la Angelópolis, donde se concentra 50% del empleo, cuyas ventas se vieron reducidas por el confinamiento de los consumidores.

En el caso de los incentivos, dijo que se han otorgado desde que inició la contingencia sanitaria a través de la Tesorería, que incluye descuentos y prórrogas de pago en impuestos municipales y derechos.

Preocupación

Por otro lado, la extensión del decreto en Puebla hasta el 25 de enero, con el cual restaurantes seguirán dando servicio sólo a domicilio, provocará “la muerte” de la mayoría porque no resistirán más, pues apenas registran ventas de 5 por ciento.

Así lo aseguró la presidenta local de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, quien indicó que antes del anuncio del gobernador Miguel Barbosa Huerta de extender el decreto, esperaban que su recuperación comenzara el pasado 11 de enero.

Sostuvo que extender el decreto provocará la pérdida de 86,000 empleos directos en el sector restaurantero. “Ya no resiste la carga sin el ingreso correspondiente, algunos que se encuentran en el Centro Histórico y otros corredores están cerrados”.

La dirigente empresarial señaló que los restaurantes en la entidad son “lugares seguros”, ya que cumplen con las medidas sanitarias.

Aseveró que también se ven afectados por la falta de apoyos, pues Nacional Financiera no les otorga créditos debido a que por la crisis económica son considerados negocios “en riesgo”, mientras que los préstamos otorgados por la Federación no son para todos los restaurantes afectados de Puebla.

Expuso que se reunirán con los consejeros de la Canirac para trazar estrategias ante la decisión del gobierno estatal de extender la suspensión de actividades no esenciales hasta el 25 de enero.

estados@eleconomista.mx