Monterrey, NL. La Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra) y la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Gobierno estatal realizarán un estudio para evaluar la contaminación que generan los vehículos en el área metropolitana de Monterrey.

Los resultados permitirán contar con datos reales e información técnica para plantear soluciones y generar políticas públicas en la materia.

El estudio se efectuará del 5 al 9 de marzo en vialidades de Apodaca, García, Monterrey, Santa Catarina y San Pedro Garza García, con la participación de especialistas en calidad del aire y preservación del medio ambiente. Para ello, se instalarán sensores remotos de rayos infrarrojos, ultravioleta y luz visible.

“Estamos apoyando un estudio de verificación vehicular que actualmente se está llevando a cabo; van a ser cinco días y se van a poder tomar 25,000 muestras que serán un indicador fuerte para ver la calidad del aire que provocan las fuentes móviles”, enfatizó Juan Ignacio Garza Herrera, presidente de Caintra.

El dirigente reconoció que hay mucha controversia en el tema de la contaminación ambiental, por ello se debe validar el estudio y presentar sus resultados en el mes de abril.

También afirmó que la cámara está participando activamente en este tema. Para ello, cuentan con el Instituto para la Protección Ambiental (IPA).

Empresas reguladas

El presidente de Caintra Nuevo León refirió que no hay “una bala de plata” para el tema de la contaminación, en referencia a falsas acusaciones respecto a que las empresas contaminan.

Las empresas están reguladas, sostuvo, y deben cumplir con leyes federales, estatales y municipales, así como con las normas de Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

“Si alguna empresa está incumpliendo se le debe multar”; en cambio, para los vehículos que contaminan no hay ninguna regulación, enfatizó.

Por ello, tanto la Secretaría de Desarrollo Sustentable de Nuevo León como el IPA están atacando el problema de la contaminación desde las fuentes móviles.

estados@eleconomista.mx