Monterrey, NL. La nueva fiscalía anticorrupción de Nuevo León investiga 40 asuntos que ya están judicializados y analiza cada asunto para ver si continúa o no la vinculación a proceso, ya que se han detectado algunos defectos de integración de expedientes, afirmó el titular, Javier Garza y Garza.

“Hemos visto algunos defectos realizados por la fiscalía y los tenemos que analizar (…) para ver cuál es el mejor camino, porque la idea es que los asuntos prosperen”, afirmó al término de una ceremonia en el Congreso local, donde se develó una placa con letras áureas para destacar: ‘2018, año de la autonomía de la Procuración de Justicia’.

Agregó que en total se están analizando alrededor de 170 casos, de ellos 40 ya están judicializados, mismos que están a cargo de la subprocuraduría especializada en combate a la corrupción de Ernesto Canales Santos.

Todos los casos que analiza la nueva fiscalía corresponden a la anterior administración y entre los principales defectos que han encontrado en los expedientes hay falta de pruebas y falta de datos de prueba.

Por ejemplo, citó que la semana pasada dio la instrucción de desistirse o esperar en un caso en el que no se tenía a ningún funcionario con alguna vinculación, y al final “resultó que contra mis órdenes siguieron estas instrucciones, es momento de enmendar las cosas”, argumentó

Señaló que fue personal de la agencia del Ministerio Público, quien alegó que no fueron claras ni precisas las instrucciones y pretendían vincular a proceso a un particular por el presunto delito de ejercicio indebido de funciones. El juez determinó que sin funcionario vinculado no había por qué vincular a alguien más.

Dijo que del total de casos que manejan un 50% de los asuntos son por ejercicio indebido de funciones, y sin embargo, “tenemos que los criterios con los que se han evaluado no son equivalentes, debemos tener una uniformidad, por eso estoy juntándome con los fiscales para establecer criterios unánimes”, aclaró.

Los resultados de falta de uniformidad “están a la vista, se han visto muchos asuntos que no se han vinculado a proceso, muchos vía amparos se está consiguiendo, tenemos que tener bases sólidas, para poder vincular a alguien hay que tener pruebas suficientes”, sentenció.

abr