Ensenada, BC. El nuevo presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Ensenada, Jorge Cortez Ríos, advirtió que dará continuidad a la exigencia de su antecesor, quien rompió lazos con el gobierno de Baja California y del municipio debido a que consideraron que ambas autoridades abandonaron al sector y también los proyectos que habían pactado para el desarrollo del territorio.

Cortez Ríos dijo que la meta será incentivar el desarrollo y las inversiones, así como dar seguimiento a los temas de escasez de agua, seguridad, infraestructura y mejora regulatoria.

Asimismo, adelantó que en breve estarán elaborando una propuesta para hacérsela llegar a los candidatos; y también tendrán una relación respetuosa y cordial con los tres niveles de gobierno, aunque de no ver resultados habría que dar seguimiento a la misiva enviada hace dos meses por el organismo empresarial en la que externaban su preocupación.

Fue en marzo pasado cuando los organismos empresariales que integran al CCE de Ensenada enviaron una carta dirigida al gobernador Francisco Vega de Lamadrid y al alcalde del puerto, Marco Antonio Novelo Osuna, en la que externaron su preocupación por la falta de interés en los proyectos de la ciudad.

“Hacemos de su conocimiento que nos retiramos formalmente de todas las actividades y mesas de trabajo relacionadas con el gobierno municipal de Ensenada y el gobierno del estado de Baja California hasta que nos sea otorgada una reunión con ustedes dos para lograr compromisos sólidos y acordar seguimientos puntuales”, advirtieron.

Los consejos coordinadores empresariales y los de desarrollo económico de Tijuana, Mexicali, Ensenada, Tecate y Playas de Rosarito mantienen una lista de proyectos prioritarios de acuerdo al municipio que representan, que en el caso del puerto destacan dos obras que se encuentran estancadas desde hace años.

Se trata de la obra para construir una ruta alterna a la carretera Escénica y la conclusión del Libramiento Ensenada; ambas forman parte del plan de desarrollo urbano del municipio en la costa, sin embargo, la advertencia del organismo empresarial es que a pesar de ser considerados como una prioridad para el avance de la ciudad y como detonadores de la economía son obras que no avanzan.

estados@eleconomista.mx