La construcción del parque eólico en Cozumel, anunciado por el gobierno federal el pasado 8 de junio, pone en riesgo el hábitat de cuatro especies protegidas de manglar y el entorno de patos, garzas, loros, una gran cantidad de especies de pájaros, reptiles y tortugas marinas, asegura la organización ambientalista Cielo, Tierra y Mar (Citymar).

Durante la inauguración de Marina Cozumel, representantes de la organización intentaron -infructuosamente- hacer llegar una misiva al presidente Felipe Calderón, en la que le informaban de la devastación ambiental que implica dicho proyecto.

Entrevistada por El Economista, la presidenta de Citymar, Guadalupe Álvarez Chulim, dijo que aunque ya han enviado una carta el Jefe del Ejecutivo alertándolo sobre el grave deterioro que representa la construcción del parque eólico, que pretende vender energía eléctrica para abastecer la gran industria turística de Cancún y la Riviera Maya, el día de ayer intentaron entregarle la carta personalmente, aprovechando su visita a la isla para inaugurar Marina Cozumel.

No pudimos ni acercarnos al lugar del evento , refirió la entrevistada.

¿Qué piden?

El texto enviado al Presidente en enero del 2012 expone: Sabemos que usted se comprometió en la Cop-16 a crear en México electricidad limpia, por lo que estamos de acuerdo, pero debe ser en un lugar que no se afecte el medio ambiente. En la República Mexicana existen lugares idóneos para ese tipo de proyectos, ya que en el lugar donde se está programando el parque eólico es un humedal donde habitan manglares de cuatro especies, rojo, blanco, negro y botoncillo, además existen infinidad de plantas de chit, y ahí llegan parvadas enormes de patos, garzas, loros e incontable cantidad de pájaros de diferentes especies por las lagunas costeras que ahí existen, además es área donde anidación de la tortuga marina, que año con año arriba a esas playas, y sabemos que el ruido que generan esos generadores aéreos es muy intenso , dice la carta.

PROYECTO EÓLICO

México Power Group anunció el año pasado su decisión de invertir 2,500 millones de pesos para construir en los próximos años tres parques de energía a base de viento en Baja California, Zacatecas y Quintana Roo, que generarán 1,500 megawatts de energía eléctrica, en una superficie mayor a 35,000 hectáreas en las que instalarán alrededor de 700 aerogeneradores .

[email protected]