Querétaro, Qro. Durante el próximo trienio debe quedar materializada la transición del sistema de justicia laboral, de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA) al Poder Judicial.  

A partir de la aprobación de la Reforma Laboral, se dictaminó un periodo de tres años, para el proceso de transición, por lo que se cuenta con este lapso para terminar con el rezago de 15,000 expedientes que tienen las juntas locales del estado, explicó el encargado de despacho de la Secretaría del Trabajo, Mario Ramírez Retolaza. 

En miras al proceso de traslado del esquema de justicia laboral, en el estado se gesta la integración de un consejo por medio del cual se llevará a cabo esta etapa y en el cual participarán los titulares de las secretarías del Trabajo, Planeación y Finanzas, así como del Poder Judicial del estado.  

“Por ministerio de ley, nosotros tenemos que hacer una transición para la implementación de la Reforma Laboral, ya estamos creando el consejo para la implementación, en el que van a intervenir todos los actores en escena de este consejo. La ley establece que dentro de tres años va a suceder esto, entonces va a pasar al Poder Judicial el tema de las juntas de conciliación y ya una desaparición, tenemos que alinearnos a unos objetivos que la propia Federación está mandando”, pronunció Ramírez Retolaza.   

A través del gobierno federal –dijo- se han delineado objetivos prioritarios en los estados, como abatir el rezago de expediente y dar pie a la digitalización de documentos.  

La Reforma Laboral –contextualizó- tiene como uno de sus principales ejes la creación de un centro de conciliación, dado que hoy la conciliación forma parte del proceso, pero la reforma prevé la creación del centro como un método obligatorio.  

“De manera que, si el patrón y el trabajador no se ponen de acuerdo, se emite una constancia y entonces sí pasarían a los juzgados laborales, eso lo vemos muy positivo”, refirió.  

La designación de recursos para llevar a cabo la transición es otro de los temas pendientes entorno a este proceso; para este punto el titular de la Secretaría de Trabajo planea reuniones con el secretario de Planeación y Finanzas, Juan Manuel Alcocer Gamba, y el gobernador Francisco Domínguez Servién. 

 “Ese es un tema que justamente tendremos que hablar con el secretario de Finanzas y con el gobernador, la verdad es que ese es un tema, se tienen que generar recursos porque finalmente se tiene que dar la transición. Hoy ya estamos en el procedimiento de que tenemos que instalar el consejo técnico y se empiezan a abatir los expedientes”, señaló. 

Dentro de los expedientes rezagados, hay casos de atención simple hasta más complejos, a lo que se añade la constante interposición de demandas y solicitud de asesorías; por tanto, en las instalaciones de la JLCA se han hecho adecuaciones físicas para privilegiar el área de conciliación.  

Transferir las facultades al Poder Judicial –expuso- implican una serie de pasos que inician con la instalación del consejo, que en el caso de Querétaro se oficializará en próximos días. 

Entre las nuevas disposiciones en materia de justicia laboral, se enlista la conformación del Centro Nacional de Conciliación y Registro Laboral que tomará conocimiento de las negociaciones de contratos colectivos y del registro de reglamentos internos de trabajo.  

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral iniciará funciones en el registro de asociaciones sindicales y contratos colectivos de trabajo, en un plazo no mayor a dos años, a partir de que entre en vigor la Reforma Laboral, expone el decreto.   

Entorno a estos cambios, el próximo lunes 24 de junio se llevará a cabo una reunión de los titulares estatales de las secretarías del Trabajo con la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) María Luisa Alcalde Luján, con el objetivo de abundar en la implementación del nuevos sistema de justicia laboral.    

En Querétaro, se cuenta con cinco Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, así como con 60 trabajadores que son abogados. 

[email protected]