La dependencia de la relación comercial entre México y Estados Unidos se observa en diversos rubros, uno de ellos la oferta de mano de obra para procesos de ensamble que realizan las firmas estadounidenses.

El gerente de la mexicana Elastómeros de Querétaro, Arturo Nava Guerrero, consideró que hay presión en el mercado estadounidense, por no perder la mano de obra que ofrece el país.

Sin embargo, ante la incertidumbre que ha generado un posible cambio a la política de comercio exterior de Estados Unidos a raíz de la toma de protesta del presidente electo, Donald Trump, el país vecino se verá en la disyuntiva de mantener la mano de obra que continúe siendo rentable para las firmas norteamericanas.

Este escenario se plantea ante la necesidad que tendrán los norteamericanos de mantener sus niveles de competitividad, contratando mano de obra de ensamble, que en caso de no suplirla deberán hacerlo a través de la compra de componentes fabricados en México o en cualquier otra parte del mundo.

Esta situación, dijo el empresario, ha derivado en que la firma reporte solicitudes de cotizaciones desde Estados Unidos.

La presión la tienen ellos para que no se vaya esa mano de obra de ensamble, pero si quieren seguir manteniendo competitividad, el eslabón de desarrollo de proveedores va a tener que buscar fuera de Estados Unidos. Esto nos está haciendo recibir paquetes de cotizaciones muy interesantes de clientes en Estados Unidos, que buscan reducción de costos para poder mantener niveles de competitividad , planteó el empresario.

Frente a este escenario se abre una coyuntura en la que los empresarios norteamericanos, además de observar mano de obra en México, han incorporado elementos a su cadena de suministro.

Adiós planes de Ford

Ante este panorama, este martes 2 de enero, Ford Motor Company anunció la cancelación de su proyecto de inversión en una nueva planta en el estado vecino de San Luis Potosí. En el complejo erogaría 1,600 millones de dólares.

Ahora el proyecto será sustituido para invertir 700 millones de dólares en la expansión de su planta en Michigan, Estados Unidos.

[email protected]