Querétaro, Qro. En este segundo semestre del 2019, el sector empresarial trabaja en delinear presupuestos del siguiente año, en los cuales deberán considerar diversas previsiones.

La presidenta de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) Querétaro, Lorena Jiménez Salcedo, refirió que las empresas tendrán que ser cuidadosas con el desglose de sus presupuestos, frente a la coyuntura por la que atravesó la economía nacional en el primer semestre del año.

“En septiembre y octubre se empiezan a planear los presupuestos para el año que entra, dependerá ya de cada una de las empresas y el giro que tengan, pero sí hay que incluir las condiciones que se han estado presentado económicamente, algunas contingencias, algunos ahorros que se estarán haciendo por parte de las empresas”, manifestó.

De acuerdo con la empresaria, para las compañías con planes de crecimiento o expansión será vital contar con una buena planeación financiera.

Tanto las pequeñas como medianas y grandes empresas deberán ser cautelosas al trazar sus planes financieros, dado que estarán ligados a la operatividad de sus compañías.

Jiménez Salcedo agregó que el fomento del ahorro es una de las vertientes que las empresas deberán considerar en sus presupuestos.

En torno a la configuración del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, la presidenta de Coparmex Querétaro instó al gobierno federal a inyectar recursos a la inversión pública.

Destacó que como organismo empresarial consideran positivo que haya austeridad, no obstante, se requiere continuar con el gasto púbico para motivar la inyección de capitales privados, de lo contrario se detendrán.

“Lo que siempre vamos a pedir es inversión en proyectos públicos. Lo primero que se ve es la detonación de obra pública y es donde empieza la derrama económica; hace unos días se presentó que se va a dar un empujoncito a la economía, pero se requiere siempre más, siempre y cuando todo el presupuesto esté bien etiquetado”, refirió.

En este contexto, la primera mitad del año se caracterizó por permear un ambiente de incertidumbre a nivel nacional, a causa de los ajustes en el gasto público, aunado a la coyuntura que atraviesa la relación comercial entre México y Estados Unidos.

Medición

Durante junio, Querétaro reportó una ligera reducción en el indicador de confianza empresarial que mide la Coparmex, que fue de 51.28 puntos, es decir, 1.71 puntos por debajo del registro de abril.

A nivel nacional también se observó una caída, de 52.98 puntos en abril a 51.29 puntos en junio.

Este indicador mide de 0 a 100 la confianza que tienen los empresarios para invertir y se considera que valores por encima de 50 puntos dan señales de optimismo.

[email protected]