Guadalajara, Jal. El sector empresarial de Jalisco se comprometió a trabajar en coordinación con el gobierno estatal en el saneamiento y recuperación del Río Santiago, considerado una de las cuencas más contaminadas del país.

Empresarios y gobierno acordaron la instalación de mesas de trabajo y la implementación de acciones para la prevención y mitigación de la contaminación del Río Santiago, en el que descargan sus aguas residuales importantes corredores industriales de la entidad.

“Implica un trabajo con los diferentes giros empresariales para encontrar soluciones específicas para los diferentes tipos de industria”, afirmó el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), Sergio Graf Montero.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), Ernesto Sánchez Proal, destacó que, a través del acuerdo alcanzado con los organismos empresariales de la entidad, esa dependencia desarrollará proyectos de financiamiento con tasas preferenciales y programas de apoyo económico para capacitación, asesoría, adopción de tecnología y mejora continua de los procesos productivos.

También, la Sedeco acordó integrar criterios sociales y ambientales en las reglas de operación para sus convocatorias del 2020 y la creación de un fondo de financiamiento verde para la reconversión industrial a través del Fondo Jalisco de Fomento Empresarial y de otros organismos internacionales.

En tanto, la Semadet se comprometió a dar capacitación en regulación de emisiones y manejo de residuos, tecnologías y adopción de prácticas sustentables.

Muertes por contaminación

El establecimiento de mesas de trabajo entre empresarios y gobierno se da luego de que el Comité Ciudadano de Defensa Ambiental de El Salto denunció la semana pasada que en lo que va del 2020 han fallecido 14 personas que vivían en colonias aledañas al Río Santiago, a consecuencia de las enfermedades originadas por la contaminación del agua, mientras que en el 2019 las muertes por la misma causa ascendieron a 157.

Raúl Muñoz, integrante del comité, señaló que la mayoría de los fallecimientos han sido por insuficiencia renal y cáncer, así como tumores cerebrales.

En el 2009, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco emitió una macro recomendación dirigida a los tres niveles de gobierno, en la que el organismo solicitó que se realizaran estudios de morbilidad y mortalidad.

[email protected]