Guadalajara, Jal. Que la política agroalimentaria del país sea considerada tema de seguridad nacional propusieron integrantes de la Organización de los Sistemas Alimentarios de Mesoamérica a la comisión de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural del Senado de la República.

“Entendiendo no solamente la seguridad alimentaria, sino toda la cadena de valor, desde las materias primas muchas de las cuales son importadas, y el valor agregado que, en principio, debería fomentar el impulso a una mejor nutrición nacional, el abasto a los mercados y el cuidado de nuestros ecosistemas”, dijo a El Economista, el presidente de la Asociación de Consejos Agroalimentarios de México (CAM), Jacobo Cabrera Palos.

Durante la reunión que sostuvieron la semana pasada con los senadores, representantes de los consejos agroalimentarios del sur-sureste de México propusieron trabajar desde la Cámara Alta en temas prioritarios como el fenómeno de la migración, los efectos del cambio climático y ecosistemas funcionales en el país.

Nuevas tecnologías

En tanto, empresarios del sector en la región norte-noroeste pidieron incluir en la legislación las nuevas tecnologías del agua, así como vincular el agua desalinizada al capítulo del campo.

“Ya hay una propuesta de modificación de la ley donde se considera la desalinización para consumo humano, pero se deja fuera el capítulo agrícola y para Baja California y, específicamente las playas de Ensenada y San Quintín, es fundamental el tema del agua desalinizada; ellos tienen más de 30 años trabajando el tema de agua desalinizada para los cultivos y se han vuelto un referente internacional”, afirmó Cabrera Palos.

El presidente del Consejo Agroalimentario de Oaxaca, Homero Blas Bustamante, habló de la necesidad de contar con una legislación para los bioinsumos y las equivalencias.

De acuerdo con Jacobo Cabrera, en los países miembros del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como en la Unión Europea, los productos orgánicos y su proceso de certificación son reconocidos, mientras que “nuestro país tiene un hándicap que cubrir para que podamos tener el mismo criterio y validación en el tema de los productos orgánicos y las certificaciones nacionales, específicamente de Senasica”.

El dirigente nacional de los consejos agroalimentarios, subrayó asimismo, la necesidad considerar el tema logístico “como un factor fundamental en el país, no sólo la nacional sino internacional interconectando la logística marítima con carretera, ferroviaria y aérea”.

Cabrera Palos aseguró que tras el acercamiento con la comisión legislativa, se obtuvo el compromiso de trabajar en conjunto con la Asociación de Consejos Agroalimentarios de México.

estados@eleconomista.mx