Cancún, QR. Para complementar la disminución de 16 a 8% en el Impuesto al Valor Agregado y de 35 a 20% en el Impuesto sobre la Renta para las empresas, de la zona libre en Chetumal, proyecto anunciado por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, “corresponde al gobierno del estado y a los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar aplicar un programa de incentivos a la productividad y a la inversión para detonar la economía de la zona sur en varios frentes”, consideró Eloy Quintal Jiménez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Chetumal.

Aseguró que tres serían los trámites más prioritarios que el gobierno estatal podría hacer menos onerosos; uno de ellos es el de la anuencia por parte de la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, el cual a través de un convenio con la administración estatal es cobrado e ingresado a las arcas de la entidad.

Otro trámite que podría mejorarse es el de la compatibilidad urbanística, que aplica para cualquier nueva construcción y puede llegar a tener un costo de hasta medio millón de pesos, en función del tamaño de la obra.

Por último, el presidente de CCE mencionó el tema del otorgamiento de patentes para la venta de alcohol, el cual es uno de los costos más elevados que pagan los restauranteros.

Se trata, dijo, de trámites que impactan en el sector servicios, el de mayor preponderancia en la capital del estado, ante lo cual una desregulación o disminución en cuanto a su costo tendría efectos positivos para terminar de incentivar la apertura de nuevos negocios.

A nivel municipal, Eloy Quintal reconoció que se han agilizado algunos trámites, pero consideró que los esfuerzos ahora deben ir enfocados a replicar esos beneficios en los municipios vecinos, específicamente en Bacalar, el cual se verá automáticamente beneficiado con el crecimiento económico y abaratamiento de productos y servicios en Chetumal, pues insumos que demandan en el municipio vecino los adquieren en la capital, aunado a que muchos de los beliceños que cruzan a territorio mexicano gustan de hospedarse en Bacalar, por su cercanía y el atractivo de su Bahía de Siete Colores.

Es decir, los beneficios fiscales e incentivos tanto estatales como municipales a la apertura de nuevas empresas deben impactar no sólo en Chetumal, sino en el área de influencia que tendrá la zona libre, para capitalizar al máximo el auge económico que tendrá la región y no concentrar en un solo municipio la llegada de inversiones.

estados@eleconomista.mx