Puebla, Pue. El Consejo de Organismos Empresariales (COE) de Puebla denunció que se han incrementado 60% las llamadas de extorsión contra sus socios durante el segundo semestre, ya que de junio a septiembre tuvieron 40 casos, mientras que en el mismo periodo de 2018 hubo solo 25.

César Bonilla Yunes, presidente del organismo con 1,500 socios, urgió a las autoridades a frenar este delito que, por miedo, algunos empresarios han realizado depósitos hasta de 15,000 pesos para que no afecten a sus familias.

Mencionó que pasaron de ser llamadas de intención, a amenazas directas contra empresarios de quienes conocen sus actividades y a familiares.

Bonilla Yunes dijo que son principalmente comerciantes los extorsionados por células delictivas, que están operando en la entidad vinculadas al crimen organizado.

El empresario dijo que la Fiscalía General del Estado debe dar seguimiento a las denuncias presentadas y no archivarlas, ya que el tiempo dé respuesta es de un mes para atender al afectado, lo cual en lugar de motivar a la cultura de la denuncia, sólo la inhibe.

 

El presidente del COE indicó que esta situación de inseguridad está creciendo cada vez más, porque ya no son sólo robos, sino extorsiones telefónicas con información personal que obtienen los delincuentes de bases de datos.

"Llamamos a las autoridades estatales para que den respuesta al sector empresarial que está preocupado por sus actividades y que sólo merman sus planes de inversión la delincuencia", dijo.

Comentó que se deben mandar señales positivas al exterior de un clima de seguridad para que lleguen las inversiones necesarias para crear más empleos que se demandan.

Bollina Yunes dijo que el COE pedirá una reunión urgente con autoridades estatales para que se tenga una mejor atención a las denuncias de extorsión, porque se han tenido algunos empresarios víctimas en dos ocasiones, lo cual no es habitual que ocurra.

kg