Guadalajara, Jal. Organismos empresariales y sindicatos obreros de Jalisco, manifestaron su inconformidad con el Programa Emergente para el Bienestar y el Empleo para México que presentó el domingo 5 de abril el presidente Andrés Manuel López Obrador para enfrentar la crisis provocada por la parálisis económica generada por la pandemia de Covid-19.

Los dirigentes empresariales de la entidad también desconocieron al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) como su interlocutor y pidieron al presidente de la República que escuche de manera directa la postura de los empresarios jaliscienses respecto de la afectación a la economía local que han generado las medidas para contener la pandemia en el país.

“En democracia tenemos el derecho a disentir. Por ello, pedimos al gobierno federal, atienda de manera directa las urgentes necesidades y soluciones de salud pública, y aquellas necesarias para la preservación del empleo en nuestro estado”, dijo el presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente, Miguel Ángel Landeros, al dar lectura a un documento avalado por los presidentes de los organismos empresariales y sindicales del estado.

“En este sentido, reiteramos lo expresado: el CCE no representa, ni incluye la visión y la realidad particular de Jalisco…Sentimos que esa relación está desgastada y a pesar de que las diversas ocasiones que hemos expresado lo que nos duele, lo que nos preocupa, no hemos obtenido ningún resultado”, dijo a El Economista el presidente de los exportadores.

Los representantes empresariales y sindicales que conforman el Pacto por la Estabilidad y el Empleo, destacaron el “peso estratégico” del estado en el desarrollo económico del país.

“(Jalisco es) líder en la generación de empleos, primer productor agroindustrial en el país, superavitario en el IMSS con más de 30,000 millones de pesos en los últimos cinco años, 21 sectores exportadores, líderes en innovación, comercio y turismo de negocios”.

El pronunciamiento conjunto que acompañan con el hashtag #JaliscoSeEscucha, está avalado por la Cámara de Comercio de Guadalajara, el Consejo Agropecuario de Jalisco (CAJ), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), El Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), y, por parte del sector obrero, la CTM, CROC, CROM y CROC-FROC.

kg