Guadalajara, Jal. El sector empresarial de Jalisco pide al gobierno federal “puentes financieros” de al menos dos meses para que las empresas, sobre todo micro y pequeñas del estado, puedan mantener las fuentes de trabajo y sobrevivir a la emergencia sanitaria que paralizará los negocios al menos durante el próximo mes.

“Es claro que requerimos del apoyo del gobierno federal, no estamos pidiendo dádivas, no estamos pidiendo apoyos a fondo perdido. Hay muchas empresas que requieren apoyos en la liquidez de corto plazo para poder privilegiar el pago de sueldos y que logremos salir adelante”, dijo a El Economista, el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Guadalajara, Xavier Orendáin De Obeso.

Por su parte, el presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior de Occidente, Miguel Ángel Landeros, demandó que los empresarios apoyan las medidas adoptadas por el gobierno federal para contener la pandemia, pero pidió reciprocidad.

“Ni siquiera es un paquete donde se pida que se reduzcan o se condonen los impuestos; se está pidiendo simplemente que se regrese el IVA, que se difieran los pagos, con la idea de generar condiciones que les den oxígeno a las empresas”, detalló.

“No nos ha ayudado en nada y los empresarios no somos los malos de la película. Al final, de la mano con los trabajadores, generamos una buena parte del dinero que emplea el gobierno federal para los programas sociales”, mencionó.

Aunque indicó que las más vulnerables son mipymes, el dirigente de los exportadores aclaró que el sector exportador, incluso, las grandes compañías corren riesgo de cerrar sus puertas.

“Aquí hay muchas empresas que si no cumplen con sus contratos, van a perder sus clientes y van a perder su razón de existir porque esos son irrecuperables”, comentó.

Centros comerciales

Luego que el gobernador Enrique Alfaro anunció el cierre de todos los establecimientos no esenciales a partir de las 7 de la tarde de este miércoles, Xavier Orendáin aclaró que, dentro de los centros comerciales de la ciudad, permanecerán abiertos únicamente los locales que realicen una actividad esencial. “Por ejemplo, una plaza comercial que tiene una farmacia, la farmacia puede permanecer abierta dentro del centro comercial, pero los otros locales que no son esenciales deben cerrar. No es tanto el cierre absoluto del centro comercial porque éste debe tener ciertos servicios para que la gente pueda acudir a la farmacia o al supermercado”, enfatizó.

La cámara de Guadalajara seguirá realizando sondeos entre sus afiliados para conocer cuáles son los apoyos más útiles para el sector.

[email protected]