La empresa queretana Renewable Energy Technology (RDZ) participa en coordinación con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el desarrollo de un aparato que utiliza las olas del mar para generar energía eléctrica.

El convertidor de energía del oleaje es un proyecto que nació en RDZ, empresa que se alberga en el clúster de Tecnologías de la Información de Querétaro (InteQsoft), informó Julio César Rodríguez Mancero, gerente de Ingeniería, Investigación y Desarrollo de RDZ.

Este proyecto se encuentra en desarrollo desde hace cinco años, aproximadamente, y desde hace un par de años se tuvo un acercamiento con la CFE, con la que ya se tiene en puerta un contrato para construir una planta piloto de 10 kilowatts en Baja California.

Ya pusimos un prototipo en el mar, directamente sobre el agua , informó Rodríguez Mancero.

La CFE, destacó, no invierte en desarrollo de tecnología, sino que adquiere la que ya está hecha y a la venta; sin embargo, con este proyecto se dieron cuenta de que en el mundo no hay una tecnología totalmente madura.

En el proyecto además participan el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Universidad de Victoria en British Columbia, Canadá, en donde se trabajó inicialmente, debido a que nace como un proyecto de posgrado de Julio César Rodríguez Mancero.

Innovación

En el país, de acuerdo con la CFE, la empresa RDZ fue la primera en encender un foco a partir de la generación de energía con las olas del mar a través del prototipo que se instaló en Baja California.

Para los desarrollos utilizamos las técnicas más avanzadas en ingeniería, nuestra experiencia viene de la industria automotriz, de la industria aeronáutica y, bueno, pues nos ha gustado ese sector de las energías renovables y lo estamos aplicando ahí, todas estas tecnologías y conocimientos , explicó.

En cuanto a la producción de energía, dijo Julio César Rodríguez, se mide en unidades de metros de frente de ola, el recurso se hace de manera lineal, a través de cámaras de aire que se instalan en el mar en donde se desplaza el vaivén de la ola, lo que hace girar una turbina que genera la energía eléctrica.

Altamente costoso

Prototipos queretanos

Los costos a nivel prototipo son muy caros, indica Julio César Rodríguez Mancero, autor de este proyecto y gerente de Ingeniería, Investigación y Desarrollo de RDZ.

Dijo que esta etapa del proyecto no es rentable financieramente, pero es necesario y es un paso intermedio con un riesgo bajo para hacer una planta de dos megawatts. La planta piloto que se está buscando instalar en Baja California tiene un costo aproximado de 10 millones de pesos; sin embargo, una vez que se hayan realizado todas las pruebas, el modelo final disminuye sus costos, por lo que podría costar hasta 2 millones de pesos.

Para los prototipos, los gastos corren a cargo de RDZ junto con la Universidad de Victoria, en Canadá, pero para la planta piloto, sus costos son mayores, por lo que la inversión estará a cargo de CFE.

sirse.rosas@eleconomista.mx