Los estudiantes y egresados de las universidades deben olvidarse de los proyectos tradicionales de empresa y apostarle a proyectos con un enfoque de innovación, instó Hugo Salazar, coordinador del Centro Emprendedor de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Lo anterior, consideró, otorgará a quienes tienen la intención de emprender su propio proyecto un elemento de valor agregado que los diferenciará del resto del mercado y, al mismo tiempo, les dará una mayor ventaja competitiva.

Estamos todavía sentados en el paradigma del business plan, y eso no funciona , advirtió.

Dijo que el común denominador de las recomendaciones hacia quienes desean emprender y comenzar su propia empresa es que crean que su proyecto es bueno, confíen en ellos, y después se pongan a trabajar.

El único lugar en donde el éxito está antes que el trabajo es en el diccionario , sostuvo.

FALTA DE MOTIVACIÓN

A decir del Coordinador del Centro Emprendedor de la UAQ, uno de los grandes problemas que enfrentan los jóvenes emprendedores es la falta de motivación por las escasas alternativas.

No le ven sentido a esforzarse o a invertir en algo que seguramente, porque así lo entienden ellos, no va a tener consecuencias , lamentó.

Salazar se refirió a la falta de visión de los jóvenes como una consecuencia del ambiente emprendedor que se vive en gran parte de la República Mexicana, que no genera alternativas de alto valor.

Agregó que falta que la estructura de gobierno sea más eficaz y eficiente a la hora de generar proyectos emprendedores, además de que la industria se involucre más en el proceso de emprendimiento.

CENTRO EN DESARROLLO

El Centro Emprendedor de la UAQ surgió a solicitud de un club de jóvenes emprendedores, manifestó Hugo Salazar.

El director recordó que el año pasado se integró formalmente como Centro Emprendedor. No obstante, el proceso de desarrollo no se ha terminado.

A través de éste, la Universidad autónoma del estado asesora a jóvenes para que aterricen sus ideas de negocio y puedan recurrir a modelos de financiamiento, explicó Salazar.

A poco menos de un año de su integración y de iniciar formalmente operaciones, durante el segundo semestre del año, el recién creado centro impulsó y asesoró de forma paralela a tres proyectos de distinta índole.

[email protected]