La marca de origen celayense, El Caserío, buscará franquiciar su marca en el 2013, con el fin de expandirse en otros estados, iniciando en la zona del Bajío, informó el creador del concepto, Sergio Salmón Franz.

Añadió que son varios los inversionistas en diversas ciudades que han mostrado interés en llevarse el concepto.

Se tienen tres propuestas en León y dos más en Morelia . Estamos en el proceso de convertir a la marca en franquicia, la Cámara Nacional de Comercio nos ha hecho una serie de propuestas junto con algunas instancias gubernamentales que tienen apoyos para éstas, comentó.

El concepto de El Caserío lo han pedido en Cancún, Playa del Carmen, Mérida, Tabasco, Oaxaca, Puerto Escondido, Veracruz, Aguascalientes, San Luis Potosí, Toluca, Acapulco, Guadalajara, Puerto Vallarta, La Paz y Monterrey; sin embargo, no han sido propuestas concretas.

Expansión

Dentro de los posibles proyectos para el próximo año, están uno en Guanajuato y otro en Irapuato, comentó.

Con el modelo, se busca que, a través de franquiciar la marca, es que se permita escoger muy bien el espacio donde se establezca, teniendo en cuenta -Sergio ?Salmón acotó- que la cantidad vaya siempre de la mano con la calidad .

Hay que escoger muy bien a las personas que lo estarían abriendo. Hay ciudades que soportan muy bien dos, Querétaro podría soportar muy bien dos caseríos. Hay una propuesta ya para Juriquilla, pero no se tiene nada firme ahorita , dijo.

Otro concepto

Salmón Franz destacó que se está buscando crear un concepto de El Caserío más pequeño para otras ciudades, ya que el concepto incluye una amplia variedad de platillos y habrá que hacer una selección para poderlo aplicar a ?un lugar más pequeño, pensar en lugar con capacidad para 80 o 100 personas .

Destacó que aún no se define el costo que tendría una franquicia de El Caserío, ya que el monto depende del lugar donde se pretende poner el establecimiento.

INVERSIÓN

Difícil cuantificar costos

El creador y director del restaurante El Caserío, Sergio Salomón, comentó que el concepto nació en Celaya, en 1994, y llegó a Querétaro en el 2003. Si bien no se tiene estimado el costo que tendría una franquicia de la marca, ya en algún momento se hizo un avalúo para Morelia, el costo era de aproximadamente 7 millones de pesos; sin embargo, el espacio era mucho más pequeño que el que se tiene en Querétaro.

Es un poco difícil cuantificar el costo, porque los precios son diversos y a veces pueden triplicarse o hasta cuadruplicarse; por ejemplo, en el caso de Antea escuchas cifras que son impensables, pero está dentro del mercado, porque si hay alguien que quiera hacer un restaurante de especialidad de mantel largo, tendrían que venir a ver este concepto y ver cómo funciona , afirmó.

[email protected]