Guadalajara Jal. Tras cinco días de permanecer tomado, ejidatarios de El Zapote liberaron el estacionamiento del Aeropuerto Internacional de Guadalajara (AIG), cuyo control mantenían desde el pasado viernes para exigir al gobierno federal el pago de sus terrenos expropiados en 1975.

Luego de que fracasó el diálogo con representantes del gobierno estatal, los comuneros recibieron la promesa del delegado de Programas para el Desarrollo del gobierno de México en Jalisco, Carlos Lomelí, de intervenir ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en busca de una solución.

“Nosotros estamos proponiendo una mesa de negociación, buscar a las autoridades, en este caso al ingeniero Javier Jiménez Espriú (titular de la SCT), primeramente para informarle todo lo que ha sucedido desde 1951 a la fecha, todo lo que ha transcurrido de manera legal”, explicó Carlos Lomelí, tras sostener una reunión con los ejidatarios.

Por su parte, el representante del ejido, Nicolás Vega Pedroza, dijo a El Economista que el ejido El Zapote está listo para sentarse a negociar con el gobierno federal el pago de las 307 hectáreas expropiadas en 1951, aunque el decreto expropiatorio se publicó hasta 1975.

“El delegado se comprometió a que la semana que entra ya tendremos una reunión con el secretario de Comunicaciones y Transportes para hablar del tema. Ya hay las bases para llegar a convenios, hay avalúos y hay todo ya”, puntualizó.

Agregó que el ejido se mantiene dispuesto a negociar el monto “porque ya están todos los elementos para que se llegue a un convenio”.

Negociación

Según el avalúo pagado por los propios comuneros, el valor de los terrenos asciende a 3,200 millones de pesos, aunque ellos demandan un pago adicional de 947 millones por los perjuicios ocasionados en las últimas cuatro décadas.

“Es tiempo de legalidad y justicia, es cierto que las arcas federales fueron dejadas prácticamente en ceros por los gobernantes del viejo sistema, pero se buscará un resquicio para que ellos resuelvan sus problemas y se pongan de acuerdo para darle fin a este calvario”, prometió el delegado federal.

Tras la promesa, los comuneros que se mantenían en el ingreso al estacionamiento del aeropuerto tapatío con las plumas levantadas para impedir que los usuarios pagaran el servicio, se retiraron de la terminal aérea a las 12:30 horas.

Aunque no les definieron el día exacto, Vega Pedroza indicó que la reunión con Jiménez Espriú será la próxima semana en las oficinas de la SCT en la capital del país.

[email protected]