Cancún, QR. El titular de la Secretaría de Turismo federal (Sectur), Miguel Torruco Marqués, habría intercedido en las negociaciones del ejido de Bacalar con el gobierno del estado y la Federación para destrabar la apertura de la zona arqueológica de Ichkabal.

Luis Chimal Balam, comisario ejidal de Bacalar, adelantó que el secretario les comentó que está de acuerdo en la incorporación de los ejidatarios, dueños de las 108 hectáreas donde se ubica la zona arqueológica, como socios del proyecto de aprovechamiento turístico del sitio.

Adelantó que los ejidatarios no aceptarán la expropiación de sus tierras, sino que piden un porcentaje de lo que genere el cobro por ingreso a  los vestigios, además de que les permitan manejar la venta de artesanías, estacionamiento, cafetería y demás servicios a las afueras del sitio arqueológico.

“Son 108 hectáreas donde están las ruinas, sin incluir donde va a estar el estacionamiento, todo lo que es la cafetería, venta de artesanías; nosotros no queremos que se incluya ahí, sino que quede afuera de las 108 hectáreas para que ahí podamos trabajar nosotros”, dijo.

“Sobre las 108 hectáreas también queremos ser socios, para que tengamos un porcentaje de la taquilla de entrada; queremos un porcentaje, 40% nosotros y ellos que se queden 60%”, explicó.

Chimal Balam mencionó que estas peticiones se hicieron llegar en una carta a Torruco Marqués, en la que reiteran que no están dispuestos a vender sus tierras, sino que exigen ser incorporados como socios del proyecto turístico que desde inicios de la administración de Carlos Joaquín González se anunció para esta zona.

Según el líder ejidal, el titular de la Sectur habría estado de acuerdo en el esquema que los comuneros plantean, ante lo cual anunció una próxima visita para buscar llegar a un acuerdo definitivo bajo las condicionantes que está exigiendo el ejido para poder abrir al turismo la zona arqueológica de Ichkabal.

En función de lo que el secretario exponga durante su visita a Bacalar, se convocará a una asamblea ejidal en donde se tomaría la decisión de incorporar las 108 hectáreas al proyecto turístico de Ichkabal, adelantó Chimal Balam.

Negociaciones

El proyecto de abrir al público la zona arqueológica no ha podido concretarse ante las negociaciones con el ejido de Bacalar,

En entrevista previa, Chimal Balam explicó que la propuesta que recibieron para expropiar sus tierras era de 400,000 pesos por hectárea.

[email protected]