En el cuarto mes del 2019, la actividad industrial en el Estado de México se contrajo 8.9% en comparación anual. La caída registrada en este mes es la más pronunciada desde tiempos de crisis en 2009, intensificando la tendencia de desaceleración económica de las actividades secundarias.

Durante el acumulado de enero-abril del 2019 las actividades secundarias en el Estado de México cayeron en promedio 5.3% a tasa anual, de acuerdo con cifras del Sistema de Cuentas Nacionales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La pérdida de ritmo de las industrias mexiquenses en lo que va del 2019 la convierten en la quinta entidad más afectada de las 32 que conforman el país. Y la primera si se consideran sólo las entidades que concentran la mayor parte de la industria mexicana (la región norte y el Bajío).

Las caídas en la actividad industrial del Estado de México presionan negativamente el resultado nacional, debido a su alta contribución. En los primeros cuatro meses del año la actividad industrial en el país cayó en promedio 1.2% a tasa anual, de esta contracción el Estado de México aportó con 0.4 puntos porcentuales negativos.

Números rojos en todos los sectores

Durante lo que va del 2019 el Estado de México ha enfrentado bajas en todos los sectores que componen el rubro de las actividades secundarias: 1) construcción, 2) minería, 3) generación, transmisión y distribución de energía eléctrica y 4) manufacturas.

De todas las actividades secundarias dentro del Estado de México, la construcción registró la caída más pronunciada durante el cuarto mes del año. La caída de la actividad constructora en este estado fue, además, la quinta más importante de las 32 entidades.

Aunque la tendencia negativa que sigue el sector constructor se extiende por todo el país, dentro del territorio mexiquense las caídas se han pronunciado de manera más acelerada. En el primer mes del año, la actividad constructora cayó 3.9%, en febrero se profundizó hasta 9.9% y en los dos meses posteriores alcanzó contracciones de 17.6 por ciento.

En la segunda y tercera posición de caídas en actividad económica, se colocaron los sectores de minería y de generación, transmisión y distribución de energía eléctrica. La minería registró una caída de 11.1% en relación anual mientras que la actividad relacionada con la energía eléctrica cayó 9.2 por ciento.

Por su parte la industria manufacturera mexiquense presentó caídas ligeramente menos pronunciadas que el resto de los sectores. Sin embargo, persiste con la tendencia negativa. En abril la actividad manufacturera cayó 6.4% a tasa anual.

Top 5 de estados con caídas en actividad industrial

El Estado de México ocupó la quinta posición en el ranking de las cinco entidades con contracciones en su actividad industrial en lo que va del 2019 (enero-abril). Los cuatro estados que presentaron bajas más pronunciadas fueron Tabasco, Oaxaca, Chiapas y Zacatecas.

La caída anual de la actividad industrial en Tabasco ascendió a 18.9% en promedio durante este inicio de año. El bajo dinamismo del sector minero influye de manera importante en el resultado de la industria en este estado por su alta dependencia de este sector.

Oaxaca presentó una contracción promedio de 10.3% a tasa anual en sus niveles de actividad industrial explicado por el comportamiento negativo de la industria constructora.

Por su parte, en Chiapas la industria generadora, transmisora y distribuidora de energía eléctrica es la más importante de las actividades secundarias y el bajo dinamismo en ese sector impulsó una caída promedio de la actividad industrial chiapaneca de 10.1 por ciento.

La cuarta caída más importante se presentó en Zacatecas, en el periodo enero-abril la industria se contrajo en promedio 9.5%, resultado impulsado por caídas importantes de las actividades mineras y las actividades relacionadas con la energía eléctrica.