Querétaro, Qro. A partir de este año podrían desahogarse las operaciones de carga que recibe el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

El traslado de la carga hacia el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) es una buena opción que continúa en análisis, explicó el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

Como parte de la estrategia, en un inicio se trasladaría cerca de 10% de la carga que actualmente se moviliza en el AICM. En el 2018, la terminal de la capital del país trasladó 581,675 toneladas de carga, por lo que 10% representa 58,168 toneladas.

Tan sólo el nivel de 10% de la carga que movilizó el AICM está por encima de 53,289 toneladas que se transportaron desde el AIQ el año pasado, de acuerdo con datos de la SCT.

Frente a la propuesta de menguar la saturación del AICM, la SCT analiza diversos aeropuertos, siendo la terminal queretana una opción viable en materia de operaciones de carga, al contar con óptimas instalaciones y disponibilidad de infraestructura para recibir operaciones de este tipo.

“Estamos considerando todos los aeropuertos, para ver qué servicio pueden ayudar al problema en general y vemos que el aeropuerto de Querétaro es una opción muy buena, por lo pronto para la carga. Es un aeropuerto que tiene muy buenas instalaciones, que está subocupado en asuntos de carga y si desahogamos de la Ciudad de México parte de la carga y la podemos localizar aquí, sería una parte muy importante de la solución”, acotó el secretario federal.

El traslado de carga, dijo, daría un mayor auge al AIQ en materia de distribución de carga en el país.

En tanto, Jiménez Espriú reiteró que se analizan diversos aeropuertos, toda vez que no se prevé concentrar operaciones en un solo sitio, sino distribuirlo en diversas partes donde se cuente con aeropuertos con buenas condiciones como el AIQ.

“Daría un mayor auge al aeropuerto de Querétaro, a la distribución de la carga nacional en Querétaro y nos desahogaría la saturación del aeropuerto de Ciudad de México, por eso estamos viendo la opción de Querétaro en este momento”, refirió.

Condiciones actuales

Las condiciones actuales del AIQ, facilitan que, por el momento, sin inversiones adicionales pueda convertirse en un aeropuerto alterno; aunque también podría atraer otras inversiones tanto en la terminal aérea como en materia de logística, para la distribución de la carga. También se prevé que empresas de carga trasladen sus operaciones al AIQ.

“(El traslado de carga se daría) desde luego, estamos analizando eso y en la medida en que las empresas de carga se den cuenta de la opción de Querétaro, seguirán viniendo poco a poco”, indicó el titular de la SCT.

Actualmente, el AIQ utiliza solamente 10% de su capacidad operativa, por lo que cuenta con disponibilidad para captar nuevas operaciones de carga, según información de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu).

Posibilidades

El 23 de enero, el gobernador de la entidad federativa, Francisco Domínguez Servién, informó que en una primera instancia se planteó la posibilidad de movilizar 200,000 toneladas, proyecto que en un primer año sumen 400,000 toneladas de carga trasladadas al AIQ.

El aeropuerto de Querétaro, señaló en ese momento el mandatario, está listo para recibir la carga nacional y convertirse en un hub nacional en la materia; sin embargo, se solicitó a la SCT que realice un estudio de logística, para identificar los medios por los que se movilizará la carga de manera terrestre.

Una alternativa, destacó, podría ser la construcción de un andén a un costado de las vías del ferrocarril, lo que abonaría a generar costos más accesibles en la transportación de las mercancías.

En cuanto a la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el secretario federal refirió que mantienen negociaciones con los inversionistas, las cuales, agregó, se llevan a cabo de buena forma.

Ampliación

A este panorama se suman los proyectos de ampliación que experimenta el AIQ, uno de ellos es la expansión de la terminal de carga, que opera sobre 10,000 metros cuadrados, pero que proyecta ampliarse a 20,000 metros cuadrados.

Las obras de ampliación comenzaron en el 2018 y se estima que concluyan durante el primer trimestre del 2019.

También se suma la construcción de un centro de regulación de transporte de carga, el cual se cimenta con el objetivo de regular y destinar un espacio para el transporte que ingresa a la terminal de carga.

El centro de transporte se cimenta sobre tres hectáreas, con la estimación de que las obras concluyan aproximadamente en abril.

Se vaticina, de acuerdo con información de la Sedesu, crear espacios para recibir 250 tráileres de caja larga, 300 vehículos ligeros y otros tipos de camiones.

Ventajas

La ubicación del AIQ, entre los municipios de El Marqués y Colón, muestra ventajas logísticas, situándose a aproximadamente 213.6 kilómetros del AICM.

También se ubica a 10 kilómetros de la carretera federal 57 y a 1 kilómetro del primer cruce ferroviario de la Ciudad de México hacia el norte del país.

Entorno a la terminal de Querétaro también se llevan a cabo diversas obras viales para desahogar el flujo vehicular de la zona industrial circundante.

En cifras

Con datos de la SCT, se observa que de 1.06 millones de toneladas que se transportaron en las terminales aéreas del país el año pasado, 55.1% corresponde al aeropuerto de la Ciudad de México.

Le siguieron Guadalajara (15.6%), Monterrey (5.3%) y Querétaro (5.0%); esta última terminal mostró el mayor aumento entre el 2012 y el 2018, dentro del top 20 en volumen, con una variación de 222.4 por ciento.

El volumen de 53,289 toneladas movilizado en el AIQ representó un nivel histórico; para magnificar este resultado está la cifra del 2007, cuando se transportaron 517 toneladas.

Por variaciones, desde el 2014, la terminal queretana registra aumentos al hilo de doble dígito; este 2018 el incremento fue de 49.0 por ciento.

[email protected]