Cancún, Qroo. El proyecto Dragon Mart no se pospone y mantiene los plazos para inicio de obra fijados para el primer trimestre del 2013, pese a que este martes tampoco se ingresó la licencia de construcción al ayuntamiento Benito Juárez (Cancún), afirma su director y socio comercial, Juan Carlos López Hernández.

Asegura que, pese a la serie de descalificaciones e imprecisiones que tuvieron lugar el lunes pasado en el Foro Efectos Ambientales y Económicos de la Instalación de Dragon Mart en México, convocado por el Senado de la República, el proyecto avanza conforme a lo planeado, pues ya cuenta con el aval tanto del gobierno del estado, a través de la aprobación de la Manifestación de Impacto Ambiental, así como de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), la cual emitió un resolutivo que establece que no representa ningún riesgo ambiental.

Recientemente, añade, se modificó el acta constitutiva del proyecto, con lo cual la empresa Chinamex, que detenta 10% del capital de la firma, deja de presidir el Consejo de Administración de Real Estate Dragon Mart Cancún, para pasar a manos de Carlos Castillo Medrano, empresario yucateco que aporta el predio de más de 500 hectáreas, donde se pretende edificar este recinto comercial.

Lamenta no haber sido convocado al foro organizado en el Senado para aclarar mucha de la desinformación que ahí se manejó, como la versión de que se trata de un asunto federal, aun cuando la Profepa ya concluyó su participación en el asunto, dando por sentado que no ha habido desmontes irregulares de vegetación en el predio y que no compete al orden federal la evaluación del proyecto.

Con todo lo que se dijo, nosotros estamos por ingresar la licencia de construcción en las próximas horas, contamos con todos los requisitos de ley y seguimos en los plazos que dimos a conocer públicamente para iniciar las obras como estaba planeado , asegura.

RECHAZO EMPRESARIAL

Organismos empresariales como el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCEC) se han pronunciado en contra del proyecto por la poca claridad con la que se han manejado los promotores.

Francisco Córdova Lira, dirigente del CCEC, comenta: No queremos que esta situación le reste certeza jurídica a las inversiones en Cancún. Tenemos millones de dólares en inversiones que están en espera, pero no por el Dragon Mart .

El dirigente considera que el proyecto ha dado muestras de que se mueve según las presiones que recibe y prueba de ello son las numerosas ocasiones en que ha sido modificado.

Consideró que la comunidad de chinos o extranjeros que pudieran establecerse en Cancún llegarían a conformarse en un gueto aislado de la ciudad, sin mayores vínculos sociales. Pese a todo, añade, éste y cualquier otro proyecto tiene el derecho de avanzar y buscar conseguir sus objetivos.

[email protected]