La industria del turismo médico o de salud alcanzará un valor de 3,084 millones de dólares en el país al cierre del 2014, lo que representa un crecimiento de 8% con respecto al año anterior, de acuerdo con un análisis de ProMéxico.

En los próximos tres años, este sector crecerá a una tasa promedio anual de 7%, con la participación de 12 entidades federativas que cuentan con certificaciones internacionales o con la infraestructura hospitalaria y recintos especializados para atender a los visitantes o pacientes que lo demanden.

En la lista, según un análisis de ProMéxico figuran: Baja California y Baja California Sur, Chihuahua, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Quinta Roo, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

El documento de ProMéxico define a este tipo de turismo como procedimientos quirúrgicos y tratamientos con medicamentos, así como los procesos de orden ambulatorio que se realizan en el país.

Costos, la gran ventaja

Los costos son muy competitivos, explica ProMéxico, basándose en cifras de la Asociación de Turismo Médico (Medical Tourism Association), que refiere que en comparación con los precios de Estados Unidos, México ofrece ahorros en servicios médicos de entre 36 y 89 por ciento.

Los pacientes que se atienden en el país arriban principalmente de Texas, Arizona y California, así como de Canadá y Reino Unido; la infraestructura que se tiene identificada son 107 hospitales certificados por el Consejo de Salubridad General, de los cuales el mayor número, es decir 37, está ubicado en el Distrito Federal.

Los procedimientos médicos que demandan los pacientes son: cirugía plástica y estética, donde se incluye liposucción, facial y mamoplastía; odontología cosmética y reconstructiva; pero también intervenciones relacionadas con la salud, como bypass cardiológico, reemplazo de válvulas; ortopedia, reemplazo de cadera y rodilla, cirugía de articulaciones; así como el bypass gástrico o banda gástrica.

Como parte del turismo de salud, se incluye la industria de los spas, que registrará un valor de 1,369 millones de dólares en el 2014 y presentará una tasa de crecimiento promedio anual de 4% en los próximos tres años.

Estados que ya están y los que van llegando

Guanajuato es una de las entidades donde el turismo de salud es una de las apuestas nuevas. Al respecto, el secretario estatal de Turismo, Fernando Olivera Rocha, explicó que este sector lo dividen en dos rubros: el turismo médico y el turismo de salud o bienestar; el primero se ha detonado principalmente en León y se ha especializado en cirugía estética.

En tanto, el turismo de salud y bienestar se ha extendido a San Miguel de Allende, municipio donde las autoridades han pedido que se inicie un proyecto en esta materia y que junto con una serie de empresarios, se planea el establecimiento de hoteles y estancias para personas de la tercera edad, así como spas.

Sin embargo, este tipo de turismo es un segmento que no se ha medido en el estado y será hasta el 2015 que se comience a realizar, acotó.

Vamos a tener un lanzamiento el próximo año en este tipo de turismo y que seguramente involucrará a otros municipios como los Pueblos Mágicos, entre ellos Jalpa de Canovas, y que a un mediano plazo iría por el turismo médico; en ambos casos, alcanzaría a otros municipios como Guanajuato, Dolores Hidalgo e Irapuato , explicó Olivera Rocha.

En tanto, la Secretaría de Turismo de Baja California, una de las entidades con un turismo médico más consolidado, dio a conocer que el sector genera en la entidad 500 millones de dólares en derrama económica, a través de la recepción de 1.1 millones de visitantes.

sofia.negrete@eleconomista.mx