En el estado hace falta desarrollar productos turísticos que potencialicen la visita a diversos puntos, como los Pueblos Mágicos, advirtió José Niembro Calzada, director de Promotur, empresa de servicios turísticos, entretenimiento y cultura.

Cadereyta tiene muchas cosas que no se han explotado como el retablo de San Pedro y San Pablo, que es el único junto con el de Villa Progreso que hay en la zona norte y centro del estado; le hace falta mucho desarrollo de producto para anclar más al turismo , consideró.

En este sentido, agregó que la labor de las touroperadoras es trabajar en los pueblos con actividades de conocimiento y estimación a los mercados, las fondas, los museos, que hablan de la tradición e historia del pueblo, a fin de que se conozcan y aprecien las actividades que se realizan en un pueblo.

Como touroperadora, Promotur ha observado que una de las acciones que deberían realizar las demás prestadoras de servicios a los Pueblos Mágicos es hacer una auditoría interna para reforzar el producto y fortalecer a Querétaro como destino.

No obstante, reconoció que la marca Pueblo Mágico ha funcionado bien para aumentar la visita de personas a lugares como Bernal, uno de los destinos con mayor presencia de turismo y con productos turísticos desarrollados, aunque lo que se requiere es la diversificación de los mismos.

Actualmente, Querétaro cuenta con cinco Pueblos Mágicos: Bernal, Tequisquiapan, Cadereyta de Montes, Jalpan de Serra y San Joaquín.