Puebla, Pue. El gobierno estatal debe bajar de 3 a 2% el Impuesto sobre Nómina (ISN) para el 2019, ya que el cobro de su tasa actual desincentiva la creación de más empleos e inversiones, consideró el director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Manuel Molano Ruiz.

Explicó que si bien la administración de Antonio Gali Fayad mantiene un manejo responsable de sus finanzas al transparentar su Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos, el gravamen mencionado no se puede ver como un incentivo a la formalidad y competitividad de las empresas.

Al menos si se baja un punto porcentual, como estaba hasta el 2013, puede contribuir a que Puebla sea más atractiva para los inversionistas y que las empresas locales puedan reinvertir, comentó.

Sin embargo, dijo que ante el escenario de que el gobierno federal entrante concrete entre sus propuestas eliminar el Ramo 33 y, con ello, que las entidades del país dejen de recibir estos recursos, al gobierno poblano no le quedaría otra opción que mantener 3% del ISN.

La Secretaría de Finanzas y Administración estatal estimó que no llegarían 3,400 millones de pesos por ese concepto, al igual que 3,983 y 4,300 millones si se extinguen el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios en combustible y el Seguro Popular, respectivamente.

Reactivación

Molano Ruiz no descartó que el gobierno estatal pueda reactivar el cobro de siete impuestos, entre ellos la Tenencia Vehicular, que se derogó en el 2011 con Rafael Moreno Valle.

En el presente año, la Secretaría de Finanzas y Administración estableció en su ley de ingresos un pago de 430 pesos por concepto de control vehicular, el cual se debe cubrir en el primer trimestre o de lo contrario al contribuyente se le reactiva la Tenencia, incluidos recargos que se generen por morosidad. La recaudación en el 2017 fue de 353 millones

“En Puebla, el gobierno sólo está cobrando ocho del total de 15 impuestos, por lo que habría de replantear su esquema de captación de recursos, que en el caso del ISN debe disminuirlo para que haya más atracción de capital privado”, expuso el director adjunto del Imco.

Comentó que las autoridades estatales deben hacer uso de sus facultades impositivas para mejorar su recaudación, lo cual también es recomendable para los ayuntamientos que tienen como principal ingreso el pago del Predial.

Incertidumbre

Sobre el impasse de la elección por la gubernatura debido a la espera de la ratificación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en relación al triunfo de la panista Martha Erika Alonso Hidalgo, Manuel Molano admitió que la incertidumbre jurídica en cuanto a quién encabezará el próximo sexenio genera que las inversiones privadas se frenen.

Al ser cuestionado si la autoridad local entrante debe usar los Proyectos de Prestación de Servicios y de Asociaciones Público Privadas para hacer obras en el territorio poblano, consideró que son alternativas de financiamiento viables, pero se debe cuidar que no comprometan recursos a largo plazo e imposibiliten otras acciones.

En cuanto al crecimiento económico para el próximo año, prevé que la entidad siga por arriba de la media nacional, siempre y cuando continúen las mejoras en capacidad institucional del gobierno y la competitividad en términos generales, “que es atraer más inversiones privadas y generando capital humano de alta especialización”.

Por último, señaló que a Puebla le ha costado diversificar su actividad económica al no aprovechar otras industrias y mantener alta dependencia del sector automotriz, aun cuando existe un potencial de crecimiento no sólo en su territorio sino en su área conurbada con Tlaxcala.

[email protected]