Diputados federales y senadores se reunirán mañana con Alejandro Poiré Romero, secretario de Gobernación, para conocer con todo detalle cada una de las partidas presupuestales con que se integró el fondo por 34,000 millones de pesos, anunciado por el presidente Felipe Calderón Hinojosa, para atender la emergencia en el país por la sequía.

Así se acordó por el grupo de trabajo de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, que se integró para dar seguimiento y evaluar el impacto de las contingencias climatológicas en el sector agropecuario y rural, a propuesta de su presidente Gerardo Sánchez (PRI).

Durante el encuentro, legisladores priístas y panistas protagonizaron un debate por la forma en que el gobierno federal pretende enfrentar el problema de la sequía; los primeros criticaron con severidad el proceder del mandatario mexicano, en tanto que los segundos defendieron a su correligionario.

Cruz López Aguilar (PRI), presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja, explicó que el programa anunciado por Calderón Hinojosa únicamente atenderá a cinco estados del norte del país, pero no a los del Altiplano, que comprende Puebla, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Aguascalientes y estado de México.

Pregunto a los secretarios (de Agricultura y de Hacienda) qué vamos a hacer con la gente afectada en los estados del Altiplano, por la misma sequía y en la misma medida’’.

El senador Felipe González (PAN) respaldó la decisión de mandatario mexicano de extremar medidas de transparencia para evitar la corrupción y asegurar que los recursos lleguen realmente a la gente del campo afectada por las inclemencias de la naturaleza.

Sí, hay que dar un seguimiento puntual (del uso de los recursos); yo diría que hasta perruno’’, devolvió el priísta tamaulipeco.

Su correligionario Gerardo Sánchez, dirigente de la Confederación Nacional Campesina (CNC), consideró que la medida anunciada por el Presidente de la República tiene una intención puramente mediática ya que los 34,000 millones comprometidos saldrán del propio presupuesto aprobado por los diputados federales para el ejercicio fiscal de 2012.

A diferencia, dijo, del fondo por 10,000 millones de pesos propuesto por el Congreso a finales de diciembre, que sí serían recursos extraordinarios y que el presidente Calderón dijo que era inviable integrar.

No se pudo sacar de la manga 10,000 millones de pesos, sino 34,000’’.

[email protected]