Puebla, Pue. Por los tres proyectos de prestación de servicios (PPS), como son el Centro Integral de Servicios (CIS), el Museo Internacional Barroco (MIB) y las plataformas de la armadora automotriz Audi, el estado de Puebla aún debe 11,394 millones de pesos, dio a conocer en su comparecencia ante diputados locales, el secretario de Finanzas y Administración, Guillermo Bernal Miranda.

Como parte de la glosa del sexto informe de gobierno, el funcionario estatal desmintió que se tenga una deuda de entre 50,000 y 70,000 millones de pesos, como algunos economistas de universidades han señalado.

Destacó que la deuda directa era de 9,105 millones de pesos, pero a septiembre del año pasado bajó a 8,363 millones y al cierre del 2016 la deuda reportada pasó a 8,255 millones de pesos; es decir, se redujo en 850 millones de pesos .

Ante el Poder Legislativo, destacó que el gobierno de Rafael Moreno Valle no pidió 1 solo peso para realizar obras.

En el caso de los PPS, sostuvo que esos compromisos financieros no son deuda, sino obligaciones que el estado adquirió a largo plazo con particulares, por la prestación de un servicio.

El diputado local priista José Chedraui Budib le inquirió a Bernal Miranda sobre los esquemas de PPS y de asociaciones público-privadas (APP), pues sostuvo que si bien no son considerados como deuda pública, las cantidades bajo las cuales fueron contratadas deben ser cubiertas por el gobierno estatal al tratarse de compromisos y obligaciones financieras.

Montos y plazos

En su intervención, el secretario refirió que el MIB significó un pasivo por 7,176 millones de pesos, que serían pagados en 23 años; el CIS, por 4,500 millones de pesos durante 25 años, y la plataforma Audi por 10,800 millones de pesos, pagaderos a 15 años. Lo que, sumado a la deuda reconocida, significan 30,731 millones de pesos en obligaciones financieras.

Asimismo, defendió que las APP son un servicio contratado por el gobierno estatal, similar al que se adquiere en un plan de telefonía celular donde no estamos comprando el servicio, sino adquiriendo el servicio .

Mencionó que si el gobierno estatal quisiera salir del contrato de prestación de servicio y comprar dichas obras, calculando el costo del activo al valor presente, las tres APP ascienden a 11,394 millones de pesos , pues se calcula el precio del CIS en 2,131 millones de pesos; en tanto, 3,816 millones de pesos del MIB, y de Audi, por 5,445 millones de pesos. Precisó que en las dos primeras obras se incluyen los servicios y que para hacer el cálculo, se usó una tasa de descuento de 10% y una inflación de 3.5 por ciento.

miguel.hernandez@eleconomista.mx