Con el fin de continuar con la inversión pública, la Ciudad de México prevé contratar deuda para 2021, cuyos recursos serían para desarrollar obras que mejoren la movilidad local.

Al informar sobre el proyecto del Paquete Económico 2021, la secretaria de Administración y Finanzas, Luz Elena González Escobar, explicó que el Congreso de la Unión le autorizó a la capital un techo de endeudamiento neto de 4,500 millones de pesos.

“Son cinco proyectos que se financiarán con este recurso de deuda pública. Todos son proyectos de inversión en infraestructura”, señaló.

De estos recursos, 1,738.1 millones de pesos serán para la ampliación de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo, tramo Mixcoac-Observatorio; mientras que para la construcción del Tren Interurbano de pasajeros Toluca-Valle de México se destinarían 110 millones.

El tercer proyecto es el Trolebús Elevado, con 1,511.9 millones de pesos; también se busca terminar la Línea 1 del Cablebús Cuatepec–Indios Verdes (así como la adquisición de más terrenos y derechos) por 561.8 millones, y para su Línea 2 Sierra de Santa Catarina-Constitución de 1917, otros 578.2 millones.

La funcionaria recordó que el pasado lunes entregó al Congreso local el Paquete Económico 2021, el cual plantea ingresos y egresos por 217,962.2 millones de pesos, que representa una caída de 21,013.6 millones (8.8%) respecto al 2020.

Reiteró que el paquete, que se compone de la Iniciativa de Ley de Ingresos, el Código Fiscal y la propuesta de Egresos, se consideró que la pandemia seguirá y de que se vienen más afectaciones económicas; por lo mismo, se basa en tres ejes: el combate a la corrupción, la transparencia y la austeridad republicana.

Puntualizó que el sector central tendría un ajuste de 10% menos, respecto a este año, quedando con un monto final de 157, 847.8 millones de pesos, mientras que el presupuesto de las alcaldías proyecta un declive de 8.8%, lo que se traduce en 39,873.6 millones.

“También se están reforzando los servicios de salud y los programas sociales mediante garantizar los recursos y los incrementos que son necesarios para el siguiente año, por ejemplo, la Secretaría de Salud y los servicios de salud incrementarán 1,600 millones de pesos”, ahondó.

No hay impuestos nuevos

La secretaria anunció que para el próximo año no se contempla un alza de impuestos ni creación de nuevos gravámenes.

Adelantó que se otorgará un descuento extraordinario de 10% en el pago anticipado del Predial en enero y 6% si se paga durante febrero, en apoyo a las familias y a los pequeños empresarios. Se mantienen apoyos en Predial y agua para adultos mayores sin ingresos fijos y escasos recursos; madres solteras, viudas y huérfanos pensionados; jubilados o pensionados por riesgos de trabajo e invalidez.

“Además, se plantea mantener el 100% de subsidio a la Tenencia, de enero a marzo en vehículos menores o igual a 250,000 pesos y el descuento de 50% en el Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles en caso de herencias”, recalcó.

estados@eleconomista.mx