Puebla, Pue. El nuevo presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Héctor Alberto Sánchez Morales, señaló que presentarán un diagnóstico al gobierno del estado para detonar obra pública, en el que resaltan alrededor de 60 municipios donde no se han realizado inversiones en los últimos 10 años, lo cual contrasta con los 2,000 millones de pesos aplicados en ese tiempo a las localidades de Puebla y San José Chiapa.

Comentó a El Economista que esta radiografía puede contribuir a realizar una aplicación más equitativa del presupuesto y con más beneficios, porque al menos en las poblaciones mencionadas que fueron olvidadas por los gobiernos estatales anteriores requieren escuelas y mejorar la red de carreteras, por poner algunos ejemplos.

Sánchez Morales indicó que los constructores poblanos piden de nueva cuenta no sólo a las autoridades estatales, sino federales, con el fin de ser considerados para las licitaciones de la obra pública, dándoles prioridad.

A su vez, mencionó que la Federación tiene considerado aplicar 7,000 millones de pesos a partir de este 2020 para hacer dos nuevos hospitales y ampliar otro debido a la saturación de pacientes.

Puntualizó que se necesita al menos un hospital para sustituir el que se dañó por el sismo de septiembre del 2017, el cual atendía a mujeres y prestaba servicios de pediatría; el proyecto será ejecutado por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y tendrá un costo superior a los 2,000 millones de pesos y que deja sin posibilidad de participar al sector de la CMIC.

En este tenor, consideró que deben ser los constructores quienes ejecuten dichas obras para que la dependencia y sus elementos castrenses le den prioridad a la seguridad de la nación, “porque los constructores tienen más experiencia y se acoplan a los requerimientos de entregar en los tiempos que se marquen”.

Activará al sector

Ese tipo de magnos proyectos son los que necesita el sector para incrementar su actividad y generar más empleos, ya que han tenido una racha negativa en los últimos dos años, al caer la actividad que puso en números rojos a más de 30 empresas al cierre del 2019.

El presidente de la CMIC enfatizó en que no se les puede dejar fuera otra vez como pasó con autoridades locales pasadas, quienes prefirieron trabajar con empresas foráneas cuando en Puebla los socios de CMIC tenían la capacidad técnica y financiera.

Sánchez Morales agregó que también ven oportunidades de trabajo y mejoras en algunos de los penales como los de Zacatlán, en la Sierra Norte, y el de Tecamachalco, que se encuentra en la parte centro, los cuales tienen problemas de hacinamiento y requieren con urgencia ser intervenidos.

En la Angelópolis, destacó, identificaron que más de 288 calles requieren una intervención integral con la sustitución total de la carpeta asfáltica, lo que pueden hacer pequeñas constructoras.

Mencionó que los ayuntamientos también deben apoyar en la generación de proyectos de obras, que hasta el momento no han sido anunciados, al menos el de Puebla.

[email protected]