La apertura que ha tenido el Sistema de Administración Tributaria (SAT) con los empresarios para las declaraciones ante el fisco ha permitido que se tenga un balance positivo en las declaraciones y no haya la necesidad de multas o recomendaciones.

El nuevo sistema, más amigable para los empresarios, ha permitido que no se vean en la necesidad de enfrentar en juicios o aclaraciones al SAT, te da la oportunidad de enderezarte, ellos te dicen: ‘Esto no cuadra y por esto te puedo mandar una auditoría’, pero te dan chance de que actualices tu contabilidad, la corrijas y que hagas alguna declaración complementaria, la metas y te vuelven a revisar , dijo el presidente de la Confederación de la República Mexicana (Coparmex), Alfonso García Alcocer.

Si para el SAT este procedimiento de corrección es satisfactorio, no mandan la auditoria, por eso los empresarios de la Coparmex, que ha registrado al menos 40 de estos casos, no han mandado las auditorías, el SAT ha quedado conforme , explicó el líder del sindicato patronal.

De esta manera avalan esta actitud del sistema tributario, permitiendo que la situación fiscal de las empresas esté al corriente. Es muy amigable y mando una felicitación al SAT, porque en lugar de mandar las auditorías y golpetearnos, en verdad lo hace más amigable , consideró.

manuel.garcia@eleconomista.mx