El financiamiento para los 119 vehículos articulados que sustituirá a 219 autobuses y minibuses como parte del proyecto Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) están asegurados, afirmó el gobierno de Puebla.

El pasado 1 de octubre, el presidente de la Organización de Transportistas en Alianza por Nuestros Derechos en esta ciudad, Ignacio Morales Paz, informó que ninguno de los concesionarios de las 22 rutas que representa tienen capacidad económica para adquirir las nuevas unidades, cuyo costo se estima por arriba de un millón 200,000 pesos.

Al respecto, el gobierno de Puebla dijo desconocer a la Organización de Transportistas en Alianza por Nuestros Derechos, en cuanto a su constitución como sociedad y membresía.

En un comunicado, expuso que Morales Paz es concesionario de la ruta 72 sin que haya acreditado su representatividad ante la Secretaría de Transportes, además de que dicho tramo no forma parte del proyecto RUTA.

Aclaró que en el primer corredor de proyecto participan seis rutas y no 40 como lo manifiesta el señor Morales Paz , lo que implica el retiro de 219 unidades, que serán sustituidas por 119 vehículos articulados con capacidad hasta para 160 pasajeros, así como autobuses convencionales para las rutas alimentadoras.

El financiamiento de los mismos están asegurados por la viabilidad financiera del proyecto, por lo que la nueva empresa está constituida e integrada por los transportistas de las seis rutas que mayor demanda aportan al corredor Chachapa-Tlaxcalancingo, con quienes la Secretaría de Transportes ha realizado múltiples reuniones de planeación , concluyó.